Beneficios de la vitamina C en tu cuerpo

Vitamina C en diferentes presentaciones

La vitamina C puede ser una aliada para nuestra salud, ayudando a reforzar las defensas y acortando la duración de los resfriados.

Pero también nos beneficia de muchas otras formas: fomenta un sistema inmunitario saludable, ayuda a sanar las heridas, conserva los vasos sanguíneos y el tejido conectivo y ayuda a absorber el hierro.

Aquí te contamos más sobre la vitamina C y cómo beneficia al cuerpo humano:

Vitamina C y aportes al organismo

Chica con naranjas en los ojos

La vitamina C, o ácido ascórbico, es un nutriente que se encuentra en ciertos alimentos.

También puedes ayudarte con suplementos vitamínicos como redoxon, especialmente indicados en personas con un alto estrés físico por su profesión o por ser deportistas.

También muy indicado para personas mayores y fumadores, que pueden tener carencias de la  vitamina . Se ha indicado que la vitamina es segura cuando es utilizada por debajo de dosis de 1000 miligramos diarios.

Ayuda al funcionamiento normal del sistema inmunitario y en el cuerpo, actúa como antioxidante: ayuda a proteger las células contra los radicales libres, apoyando al sistema inmunológico.

La acumulación de radicales libres con el tiempo es responsable del proceso de envejecimiento. También pueden jugar un papel en el cáncer, la enfermedad del corazón y los trastornos como la artritis.

Como creencia popular, se suele decir que la vitamina C también sirve como remedio para curar los resfriados comunes.

Sin embargo, no todos los expertos coinciden en la eficacia real de este remedio.

Lo que sí es cierto es que la vitamina C puede ayudar a reducir la duración del resfriado, aunque todo depende de las condiciones de vida de cada persona.

En cualquier caso, la vitamina C no evita contraer un resfriado, pero sí puede ayudar a recuperarse junto con los beneficios del jengibre. 

También ayuda a disminuir el cansancio o la fatiga, a regenerar la forma reducida de la vitamina E o a mejorar la absorción del hierro, el cual está presente en los alimentos de origen vegetal.

Además, el cuerpo necesita vitamina para producir colágeno, una proteína necesaria para sanar heridas, formar tejido cicatricial y para el funcionamiento normal de los cartílagos, huesos, dientes, encías o piel.

El cuerpo no produce vitamina  por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria.

Para ingerir las cantidades recomendadas de vitamina, hay que consumir alimentos variados como: 

Los cítricos (por ejemplo, naranjas y pomelos)pimientos rojos y verdes, kiwi, brócoli, fresas, melón y tomates; los cuales ayudará a no contraer gripe. 

Las mujeres embarazadas también necesitan una mayor dosis de vitamina C diaria: para las adolescentes se necesitan 80 mg. al día, mientras que las adultas requieren de 85 mg.

Para aquellas en periodo de lactancia, las cantidades son de 115 mg. para las adolescentes o 120 mg. para las adultas.