Diferentes tipos de cheesecake

cheesecake de chocolate

Tradicional, vasco, neoyorquino, vegano, sin hornear: hay tantos tipos diferentes de cheesecake, cada uno con su propio conjunto único de ingredientes y métodos, pero ¿qué los hace exactamente diferentes? Aquí te enseñamos algunas de sus versiones más importantes.

No hay nada como el tradicional

Un cheesecake tradicional es una lección de sencillez; ahora es más sencillo comprarlos gracias a las apps delivery. Tan solo tienes que descargarlas, ordenar y esperar a que tus platillos o postres favoritos lleguen a tu casa.

Este postre hecho a manera tradicional, cuenta con solo tres ingredientes: queso crema, azúcar y huevos. Esta versión es una de las mejores, una de las más populares y una de las más fáciles para jugar con los sabores y divertirse un poco.

No solo se limita al queso crema, los diferentes países y lugares tienen su propio giro en la tradición, a menudo utilizando ricotta, mascarpone y quark.

Cheesecake tradicional

Cheesecake vasco

Al ir en contra de todas las reglas cardinales de horneado, la “quema” intencional de este cheesecake agrega una dimensión y complejidad a su horneado.

De hecho, ¡este cheesecake quemado no tiene ningún sabor a “quemado”! Es una mezcla hermosa de acidez, sabor y dulzura del queso crema, junto con notas de sabor rico a caramelo o mantequilla dorada de la parte superior ennegrecida.

Esta versión del país vasco también difiere en textura en comparación con un  tradicional o uno del estilo Nueva York, con una sensación en boca mucho más ligera, aireada y similar a un soufflé.

Prueba el estilo Nueva York

Un cheesecake de Nueva York es el primo más grande, más rico y más indulgente del tradicional. Todos sabemos que a los norteamericanos les gustan las cosas más grandes y mejores, y este postre no es una excepción.

Se intensifica con mucho más queso crema y la adición de algunas yemas de huevos adicionales para crear un cheesecake ultra rico, cremoso y más grande que la vida.

Cheesecake New York

Cheesecake sin hornear

¿Tienes poco tiempo? Un cheesecake sin hornear es la respuesta a tus oraciones. Algunos pueden argumentar que este postre frío no es “auténtico”, pero no estamos de acuerdo.

Ponerlo en el refrigerador es mucho más fácil que vigilarlo en el horno. Este postre sin hornear es muy similar al tradicional, pero sin los huevos y el paso adicional de horneado. ¡Es muy fácil de hacer y no tienes que preocuparte por esas molestas grietas!

Por lo general, se fija con gelatina para crear estabilidad, es fácil de hacer e incluso más fácil de comer. Si profundizamos en los orígenes del cheesecake, no cabe duda que esta versión debería tener su relevancia y un lugar especial es la historia.

Glaseados y Rellenos

Si ahora estás sentado aquí con antojos de postre, ¿por qué no pruebas el cheesecake con glaseado de caramelo? Obtendrás un sabor delicioso y no tan dulce.

O tal vez podrías probar suerte con el cheesecake Jelly Slice. ¡Rematado con una gelatina de fresa de sabor fresco!

Cheesecake glaseados y rellenos

Cheesecake vegano

El cheesecake crudo de coco, macadamia y frambuesa es la respuesta si buscas un poste vegano.

La incorporación de nueces, dátiles y leches vegetales o de arroz asegura que aún podamos obtener nuestra dosis “dulce” de una manera increíblemente saludable.

Por lo general, congelado para “cuajar” y lleno de deliciosos sabores frescos, ¡nada nos impide volver por unos segundos!