Cómo saber que necesitas menos comida

como saber que necesitas menos comida

Si normalmente tienes mucha hambre ya es hora de que convenzas a tu cuerpo de que en realidad, necesita menos comida.

Ponerse en forma y perder peso no son tareas fáciles cuando se siente perpetuamente hambriento.

La parte difícil es que ceder y comer en exceso no solo saboteará los objetivos de salud, sino que también te preparará para futuros desequilibrios hormonales e incluso enfermedades relacionadas con el estilo de vida como la resistencia a la insulina (el precursor de la diabetes tipo 2) ,enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer. Entonces, ¿Qué puedes hacer para controlar tu hambre?

Si estás buscando ponerte en forma, pero tu hambre tiende a superar tu determinación, a continuación vamos a explicarte algunas maneras de comer menos calorías y engañar a tu cuerpo para que se sienta satisfecho.

¿Tienes hambre o sed?

El hipotálamo regula tanto las señales de hambre como de sed en tu cerebro. La deshidratación puede mezclar esas señales.

Puede que solo necesites un poco de agua, pero tu cerebro te está diciendo que tomes una barra de chocolate…

Para solucionar esto es mejor que tomes sorbos de agua entre comidas y sobre todo cuando tengas ganas de comer dulce. Lo ideal es acabar bebiendo al día entre 8 y 10 vasos de agua.

Cuidado con las calorías vacías

Cuando salgas a comer, es fácil llegar a esa canasta de pan y mantequilla y llenarte con calorías vacías que ofrecen poco o ningún valor nutricional, todo antes de que tu comida real llegue a la mesa.

Para solucionar esto lo mejor es que pidas una ensalada de entrante o una sopa para que sepas que eso lo puedes comer hasta que llegue la comida principal.

La ensalada te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo con menos calorías. Si la ensalada no te interesa, intenta comer sopa para llenar tu estómago de líquidos bajos en calorías.

aprende a comer menos

Controla la ansiedad

Si tienes ansiedad es probable que comas más alimentos dulces, por lo que es necesario que controles la ansiedad que puedas tener con métodos adecuados como la meditación o salir a caminar.

Cuando comes comida basura es probable que tenga más que ver con el estrés, la ira u otras emociones que disminuyen a medida que las controlas.

Hoy en día existen muchas formas para que puedas bajar de peso, simplemente busca las pastillas que mejor se adapten a tu forma de alimentación lo mejor es que hay farmacia con entrega a domicilio que te harán llegar tus artículos sin la necesidad de salir de tu casa de una forma más fácil y segura.

Para solucionar esto lo ideal es que cambies esos alimentos poco saludables por zanahorias o una manzana. Estos alimentos son menos adictivos que los salados, dulces y procesados, contienen menos calorías y contienen muchos más nutrientes y fibra.

No tengas comida basura en casa

Es posible que tengas alimentos poco saludables en casa si tienes niños o invitados, pero esto hará que los comas cuando no debes.

Si quieres tomar en serio tu nutrición, tendrás que buscar alternativas más saludables para que tus hijos coman y también tus invitados. Si no tienes esas comidas en casa, no las comerás.

Cualquier alimento que contenga ingredientes artificiales, productos químicos, aceites vegetales procesados o grandes cantidades de azúcares debe omitirse de tu carrito de compras. Lo mejor es que comiences tu día con un desayuno que esté  lleno de proteínas

¡El desayuno es la comida más importante del día!

Comer un desayuno con alto contenido de carbohidratos, como cereales azucarados o un panecillo, puede contribuir al aumento de azúcar en la sangre y de insulina en las primeras horas del día…

Y te dará hambre más rápido de lo que te imaginas. Si te da hambre por culpa de esto también estarás irritable y querrás comer más para salir de esa tristeza que te produce la bajada de insulina.

Para solucionar esto lo mejor es que comiences tu día con un desayuno que esté lleno de proteínas, esto te ayudará a controlar los tentempiés con alimentos con alto contenido de grasa o azúcar más tarde en el día.

Comer un desayuno rico en proteínas como los huevos o el yogur griego puede reducir los antojos y los niveles generales de ghrelin (hormona del hambre) a lo largo del día.

Seguir leyendo

¿Puedes aumentar de peso durmiendo?

es posible aumentar el peso durmiendo

Si no tienes una buena calidad de sueño y te faltan horas para dormir, es probable que aumentes de peso y aunque puedes comprar unas pastillas en una farmacia digital para la reducción es importante que cheques esto.

La falta de sueño puede afectar a las hormonas de tu apetito y también a las de la saciedad. También puede afectar a las células de la grasa de tu cuerpo. Si eres una persona que quiere perder peso, tendrás que asegurarte que duermes lo suficiente.

La mayoría de personas saben que si se quiere perder peso se deben reducir las calorías diarias y hacer más ejercicio para poder quemar más de lo que se come.

Pero lo que las personas no tienen en cuenta es que la cantidad de sueño y la calidad, es muy importante para poder perder peso y para en general, tener una buena salud.

El sueño insuficiente promueve el hambre y aumenta el apetito, por lo que puede provocar una ingesta excesiva de alimentos y por lo tanto, un aumento de peso.

La privación del sueño

La privación del sueño probablemente afecta a todos los procesos del cuerpo. El cuerpo está preparado para dormir bien y en ningún caso para no poder descansar en condiciones. El ser humano es el único mamífero que hace esto (no descansar lo que realmente necesita).

Las personas que tienen privaciones crónicas del sueño tienen sobrepeso. Suele ocurrir sobre todo en estudiantes universitarios, nuevos padres o trabajadores que hacen turnos nocturnos.

Los estudios demuestran que cuando las personas no duermen lo suficiente:

-Aumentan los niveles de la hormona del hambre (ghrelina) y disminuyen los niveles de la hormona de la saciedad (leptina). Esto puede hacer que comas en exceso y que aumentes de peso.

-Consumen alrededor de 300 calorías por día más que cuando se está bien descansados. Normalmente la mayoría de las calorías adicionales provienen de alimentos con un alto contenido en grasas.

-Comen más y se mueven menos.

-Comen más de lo que necesitan para cubrir la falta de energía de permanecer más tiempo despierto, sobre todo por la noche, lo que puede hacer que tengan más hambre a altas horas de la madrugada.

En un estudio, los participantes que no dormían lo suficiente durante 5 días, comían más carbohidratos y engordaban más de 2 kilos.

Cuando las personas tienen sueño, toman malas decisiones alimentarias y es probable que coman más de lo que necesitan.

En cambio, cuando las personas duermen lo suficiente comen menos carbohidratos y menos grasas en su dieta.

Otra investigación muestra que dormir demasiado también puede tener estragos en las células de grasa, lo que podría generar un aumento de peso y tener diabetes de tipo 2.

Es importante que te asegures de dormir lo suficiente, sobre todo si tienes una predisposición genética a aumentar de peso.

puedes aumentar tu peso durmiendo

Cómo afecta la falta de sueño

La falta de sueño afecta al cuerpo de muchas maneras diferentes. Por ejemplo, activa una pequeña parte del hipotálamo, la región del cerebro que también está involucrada en la regulación del apetito.

Además de la grelina y la leptina, hay muchas otras hormonas involucradas en la regulación del apetito que la privación del sueño puede afectar. Parece que también aumentan los endocannabinoides, que se incrementan por la tarde en personas privadas de sueño.

Estas hormonas promueven la alimentación por placer, lo que se denomina ‘alimentación hedónica’.

Otro descubrimiento reciente muestra que no dormir lo suficiente reduce la capacidad de las células grasas para responder adecuadamente a la hormona insulina, que es crucial para regular el almacenamiento y uso de la energía.

Además, la insulina promueve la liberación de leptina, por lo que si tus células grasas son menos sensibles a la insulina, obtendrás menos leptina, lo que se asocia con un aumento en el consumo de alimentos y el aumento de peso.

La insulina y la leptina contribuyen de forma independiente a la ingesta o almacenamiento de grasa.

Seguir leyendo

Adiós a las toxinas, Hola ejercicio

elimina las toxinas

Todo el mundo sabe que hacer ejercicio es bueno para la salud física y mental, pero además ayuda a tus órganos a estar libre de toxinas.

Todo el mundo sabe que el ejercicio es imprescindible para mantener una buena salud física y mental, pero es mucho más que eso.

El ejercicio es imprescindible en la vida de las personas, el problema reside en el estilo actual de vida de mucha gente, que es muy sedentario las 24 horas del día y cuando deberían hacer algo de ejercicio o por lo menos moverse, prefieren descansar en el sofá o sentados en el bar con los amigos… ¡Aunque poco a poco esto va cambiando!

Cada vez son más las personas que se dan cuenta cómo el ejercicio cambia su vida a mejor y esto sin duda es una gran noticia de salud general.

Si haces ejercicio regularmente para mantener tus órganos de desintoxicación activos te ayudará a que las toxinas de tu organismo se liberen con mayor facilidad y por tanto, tengas una mejor salud en todos los aspectos.

El ejercicio diario es esencial para mantener todo tu cuerpo en buen estado de funcionamiento

El ejercicio diario es absolutamente esencial para mantener todo tu cuerpo en buen estado de funcionamiento, incluidos tus intestinos.

La actividad física estimula los principales órganos de desintoxicación de tu cuerpo, incluidos los intestinos, el tracto urinario, las glándulas sudoríparas, el sistema circulatorio y los linfáticos.

Cuando estos sistemas son capaces de eliminar toxinas y desechos del cuerpo, la inflamación se mantiene al mínimo.

Con tan solo 20 minutos de ejercicio podrían tener efectos antiinflamatorios en el intestino y en todo el cuerpo. El ejercicio mejora la respuesta antiinflamatoria del cuerpo al activar el sistema nervioso simpático.

Esto aumenta tu frecuencia cardíaca, presión arterial y frecuencia respiratoria. Como resultado, tu cuerpo libera hormonas como la epinefrina y la norepinefrina en el torrente sanguíneo, que tienen la función de activar los receptores suprarrenales de las células inmunitarias.

dile adiós a las toxinas

20 minutos de ejercicio

En una investigación se examinó una sesión de ejercicio de 20 minutos en la activación del sistema inmunológico. Encontraron que incluso esta pequeña cantidad de ejercicio es más que suficiente para que se suprima la producción de citoquinas proinflamatorias en un 5%.

La inflamación es una parte necesaria de la respuesta inmune del cuerpo, pero demasiada inflamación puede conducir a padecer una enfermedad.

La inflamación crónica puede contribuir a la diabetes, la obesidad, la enfermedad celíaca, la artritis, la fibromialgia o las enfermedades intestinales, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

El ejercicio también envía la sangre a los tejidos

Parece que incluso períodos cortos de ejercicio pueden reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo, lo que puede llevar a que se recomiende el ejercicio como parte de los planes futuros de tratamiento para afecciones inflamatorias.

El ejercicio también envía la sangre a los tejidos, lo que reduce la inflamación al ayudar a eliminar los desechos metabólicos. Proporciona nutrientes a los tejidos inflamados o dañados, lo que facilita la reparación y restauración.

Al igual que es bueno beber agua y estar hidratado para eliminar toxinas del organismo. El ejercicio también mantiene el sistema digestivo en movimiento y promueve la buena salud digestiva, reduciendo aún más la inflamación en el intestino.

Recuerda que si tienes muchos problemas puedes acudir con un doctor para que te recete algo especial, aprovecha la tecnología y compra lo que necesites en una farmacia en línea de esta manera no saldrás de casa y ten la seguridad de que llegarán hasta tu domicilio.

Qué tienes que hacer

Si tienes un estilo de vida sedentario, es más que necesario que cambies estos hábitos y te vuelvas más activo.

Sal a caminar, a correr, nada, baila, ve al gimnasio… haz esto durante 30 minutos todos los días. Puedes tener una pulsera que te ayude a rastrear tu actividad y que sepas los pasos que haces cada día. Puedes ponerte un objetivo alcanzable para ti y que trabajes cada día hasta que lo alcances.

Es necesario que trates de evitar sentarte durante mucho tiempo. Si trabajas en una oficina largas horas, levántate por lo menos a cada hora durante unos minutos y si es necesario y puedes hacerlo, haz estiramientos para evitar que se engarroten los músculos.

¡A partir de ahora tendrás un intestino más saludable y libres de toxinas!

Seguir leyendo

Consejos para llevar una dieta saludable

dieta saludable consejos

Llevar una dieta saludable y comer sano siempre es fácil, pero sin duda es una de las decisiones más inteligentes que se pueden tomar en relación con la salud.

Tanto es así que comer equilibradamente no solo puede mejorar tu aspecto físico sino que también permite reducir la factura médica en el futuro.

como tener una dieta saludable

Comer bien también implica dejar de lado los alimentos con alto contenido en sodio, azúcar y grasas saturadas, lo que incluye toda la comida rápida, refrescos, patatas fritas y en general cualquier cosa con más sodio que calorías.

dieta saludable

La forma más sencilla de comer sano

Un patrón de dieta o alimentación saludable consiste en tomar decisiones inteligentes.

  • Verduras: enlatadas, secas, frescas y congeladas; 5 raciones
  • Frutas: enlatadas, secas, frescas y congeladas; 4 raciones
  • Granos integrales: cebada, arroz integral, mijo, avena, palomitas de maíz y pan integral, galletas saladas y pasta; 3-6 raciones
  • Productos lácteos: bajos en grasas (1%) y sin grasa; 3 raciones
  • Proteínas: huevos, pescado, carne magra, legumbres, frutos secos, aves y semillas; 1-2 raciones
  • Aceites: canola, oliva, maní, cártamo y sésamo poliinsaturados y monoinsaturados; 3 cucharadas

lleva una dieta saludable

Los alimentos de una dieta saludable, deben proporcionarle energía, ¡no sobrecargarlo!

Con unos cuantos cambios sencillos, puede hacer que comer sano sea su hábito más sencillo.

  • Limitar: bebidas azucaradas, dulces, carnes grasas y alimentos salados o muy procesados
  • Evitar: aceites parcialmente hidrogenados, aceites tropicales y calorías excesivas
  • Sustituir: alimentos altamente procesados con opciones caseras o menos procesadas
  • Disfrutar: de una variedad de alimentos nutritivos de todos los grupos de alimentos, especialmente frutas y verduras
  • Mantener: hábitos saludables incluso cuando come fuera de casa

Si te gustaron estas recomendaciones sobre la dieta saludable para tu día a día, nos gustaría que nos compartieras tus comentarios.

Seguir leyendo