¿Temer el azúcar que contienen las frutas?

tienes miedo al azúcar de las frutas

El azúcar de las frutas se obtiene de manera natural, al contrario que otros alimentos.

La fruta constituyen un grupo de alimentos indispensables para el equilibrio de la dieta humana, especialmente por su aporte en fibra, vitaminas (junto con las hortalizas son la fuente indispensable de vitamina C), su aporte en vitamina A también es de importancia.

La vitamina C la encontramos en la piel, por el contrario la parte más cercana al hueso es donde menos aporte de vitamina tendrá.

Las frutas que mayor contenido de vitaminas tendrán son las frutas coloreadas, las que encontramos en la temporada de verano y las expuestas al sol, son alimentos con un alto contenido el agua (está entre el 75-90% del peso de la parte comestible).

Por ello es recomendable tomar para evitar las retenciones de líquidos sabiendo cual es la que más agua nos aporta (que son la sandía y el limón).

Prácticamente están exentas de grasa, poseen un alto contenido en azucares, y su aporte calórico es escaso. Se recomienda un consumo de al menos 3 piezas de fruta al día.

Las características organolépticas y nutricionales de las frutas dependen de factores como:

  • La especie y variedad.
  • Condiciones del cultivo.
  • El estado de maduración.
  • Tratamientos fitosanitarios.
  • Condiciones del almacenamiento.

Se pueden encontrar muchas clasificaciones de las frutas, nosotros vamos a clasificarlas según su composición nutricional:

Frutas secas acuosas: frutas ácidas (naranja, limón, kiwi, piña entre otras) y bayas (fresa y frambuesa).

Frutas azucaradas : de pepita (manzana, pera, uva) y de hueso (melocotón).

Frutos amiláceos: castaña.

Frutas tropicales o exóticas: aguacate, chirimoya, caqui, etc.

Frutos secos: higo, dátil, uvas pasas.

La fruta contiene azúcar pero la obtiene de forma natural, es decir, ya viene con ella. Muchos de los alimentos que consumimos normalmente tienen fructosa pero no la obtienen de forma natural sino que es añadida para mejorar el sabor lo que ocurre en los refrescos.

La fruta fresca puede tener hasta 10 gramos de fructosa, lo mismo que puede tener otros alimentos procesados industrialmente, pero hay una diferencia que la fructosa de la fruta al ser natural nuestro organismo la asimila bien, al contrario que ocurre con los alimentos industriales.

La fruta no solo aporta fructosa como anteriormente hemos visto también nos aporta vitaminas, minerales, fibra, hidratos de carbono complejos.

temer al azúcar de las frutas

A continuación vamos a mostrarles la cantidad de azúcar (en 100 gramos de fruta) que contienen algunas de las frutas:

Dátiles: 63,35g

Higos: 16,25g

Uvas: 15,48g

Cerezas: 12,82g

Plátanos: 12, 13g

Mandarinas: 10,58g

Manzanas: 10,39g

Piña: 9,85g

Pera: 9,80g

Kiwi: 8,99 g

Melón: 7,86g

Sandía: 6,2g

Como podemos ver, la cantidad de azúcar de una fruta a otra varía, tenemos que tener en cuenta que la fruta madura contiene más azúcar que la fruta fresca.

Beneficios de comer fruta

Su alto contenido en agua nos ayuda a la eliminación de líquidos ya que la fruta es diurética y depuradora del organismo, nos ayuda a la eliminación de toxinas y a estar bien hidratados.

Aporta grandes cantidades de fibra lo que ayuda a evitar el estreñimiento y a prevenir otras enfermedades.

Aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales.

Aportan vitaminas antioxidantes naturales lo que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer.

No aportan grasas.

Nos ayuda a saciarnos y autolimitar su consumo.

El uso de aurax medicamentos te ayudarán a reducir tus niveles de sobrepeso, asi como también cuidan de tu salud y el nivel corporal de tu cuerpo, es importante siempre acudir con un nutriólogo para que el te indique lo mejor para ti, ya que cuentan con las mejores vitaminas y analgésicos.

¿Deben las personas diabéticas tener cuidado con las frutas?

La respuesta es sí, porque al igual que deben tener cuidado con otros alimentos con las frutas también ya que poseen azúcares, lo cual pueden estimular la concentración de glucosa en sangre.

Para ello es recomendable que estas personas conozcan el índice glucémico de las frutas porque establece la rapidez que pasan los hidratos de carbono a la sangre y pueden elevar la glucemia.

Seguir leyendo

Cómo saber que necesitas menos comida

como saber que necesitas menos comida

Si normalmente tienes mucha hambre ya es hora de que convenzas a tu cuerpo de que en realidad, necesita menos comida.

Ponerse en forma y perder peso no son tareas fáciles cuando se siente perpetuamente hambriento.

La parte difícil es que ceder y comer en exceso no solo saboteará los objetivos de salud, sino que también te preparará para futuros desequilibrios hormonales e incluso enfermedades relacionadas con el estilo de vida como la resistencia a la insulina (el precursor de la diabetes tipo 2) ,enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer. Entonces, ¿Qué puedes hacer para controlar tu hambre?

Si estás buscando ponerte en forma, pero tu hambre tiende a superar tu determinación, a continuación vamos a explicarte algunas maneras de comer menos calorías y engañar a tu cuerpo para que se sienta satisfecho.

¿Tienes hambre o sed?

El hipotálamo regula tanto las señales de hambre como de sed en tu cerebro. La deshidratación puede mezclar esas señales.

Puede que solo necesites un poco de agua, pero tu cerebro te está diciendo que tomes una barra de chocolate…

Para solucionar esto es mejor que tomes sorbos de agua entre comidas y sobre todo cuando tengas ganas de comer dulce. Lo ideal es acabar bebiendo al día entre 8 y 10 vasos de agua.

Cuidado con las calorías vacías

Cuando salgas a comer, es fácil llegar a esa canasta de pan y mantequilla y llenarte con calorías vacías que ofrecen poco o ningún valor nutricional, todo antes de que tu comida real llegue a la mesa.

Para solucionar esto lo mejor es que pidas una ensalada de entrante o una sopa para que sepas que eso lo puedes comer hasta que llegue la comida principal.

La ensalada te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo con menos calorías. Si la ensalada no te interesa, intenta comer sopa para llenar tu estómago de líquidos bajos en calorías.

aprende a comer menos

Controla la ansiedad

Si tienes ansiedad es probable que comas más alimentos dulces, por lo que es necesario que controles la ansiedad que puedas tener con métodos adecuados como la meditación o salir a caminar.

Cuando comes comida basura es probable que tenga más que ver con el estrés, la ira u otras emociones que disminuyen a medida que las controlas.

Hoy en día existen muchas formas para que puedas bajar de peso, simplemente busca las pastillas que mejor se adapten a tu forma de alimentación lo mejor es que hay farmacia con entrega a domicilio que te harán llegar tus artículos sin la necesidad de salir de tu casa de una forma más fácil y segura.

Para solucionar esto lo ideal es que cambies esos alimentos poco saludables por zanahorias o una manzana. Estos alimentos son menos adictivos que los salados, dulces y procesados, contienen menos calorías y contienen muchos más nutrientes y fibra.

No tengas comida basura en casa

Es posible que tengas alimentos poco saludables en casa si tienes niños o invitados, pero esto hará que los comas cuando no debes.

Si quieres tomar en serio tu nutrición, tendrás que buscar alternativas más saludables para que tus hijos coman y también tus invitados. Si no tienes esas comidas en casa, no las comerás.

Cualquier alimento que contenga ingredientes artificiales, productos químicos, aceites vegetales procesados o grandes cantidades de azúcares debe omitirse de tu carrito de compras. Lo mejor es que comiences tu día con un desayuno que esté  lleno de proteínas

¡El desayuno es la comida más importante del día!

Comer un desayuno con alto contenido de carbohidratos, como cereales azucarados o un panecillo, puede contribuir al aumento de azúcar en la sangre y de insulina en las primeras horas del día…

Y te dará hambre más rápido de lo que te imaginas. Si te da hambre por culpa de esto también estarás irritable y querrás comer más para salir de esa tristeza que te produce la bajada de insulina.

Para solucionar esto lo mejor es que comiences tu día con un desayuno que esté lleno de proteínas, esto te ayudará a controlar los tentempiés con alimentos con alto contenido de grasa o azúcar más tarde en el día.

Comer un desayuno rico en proteínas como los huevos o el yogur griego puede reducir los antojos y los niveles generales de ghrelin (hormona del hambre) a lo largo del día.

Seguir leyendo

Consejos para llevar una dieta saludable

dieta saludable consejos

Llevar una dieta saludable y comer sano siempre es fácil, pero sin duda es una de las decisiones más inteligentes que se pueden tomar en relación con la salud.

Tanto es así que comer equilibradamente no solo puede mejorar tu aspecto físico sino que también permite reducir la factura médica en el futuro.

como tener una dieta saludable

Comer bien también implica dejar de lado los alimentos con alto contenido en sodio, azúcar y grasas saturadas, lo que incluye toda la comida rápida, refrescos, patatas fritas y en general cualquier cosa con más sodio que calorías.

dieta saludable

La forma más sencilla de comer sano

Un patrón de dieta o alimentación saludable consiste en tomar decisiones inteligentes.

  • Verduras: enlatadas, secas, frescas y congeladas; 5 raciones
  • Frutas: enlatadas, secas, frescas y congeladas; 4 raciones
  • Granos integrales: cebada, arroz integral, mijo, avena, palomitas de maíz y pan integral, galletas saladas y pasta; 3-6 raciones
  • Productos lácteos: bajos en grasas (1%) y sin grasa; 3 raciones
  • Proteínas: huevos, pescado, carne magra, legumbres, frutos secos, aves y semillas; 1-2 raciones
  • Aceites: canola, oliva, maní, cártamo y sésamo poliinsaturados y monoinsaturados; 3 cucharadas

lleva una dieta saludable

Los alimentos de una dieta saludable, deben proporcionarle energía, ¡no sobrecargarlo!

Con unos cuantos cambios sencillos, puede hacer que comer sano sea su hábito más sencillo.

  • Limitar: bebidas azucaradas, dulces, carnes grasas y alimentos salados o muy procesados
  • Evitar: aceites parcialmente hidrogenados, aceites tropicales y calorías excesivas
  • Sustituir: alimentos altamente procesados con opciones caseras o menos procesadas
  • Disfrutar: de una variedad de alimentos nutritivos de todos los grupos de alimentos, especialmente frutas y verduras
  • Mantener: hábitos saludables incluso cuando come fuera de casa

Si te gustaron estas recomendaciones sobre la dieta saludable para tu día a día, nos gustaría que nos compartieras tus comentarios.

Seguir leyendo