Como escoger el mejor maquillaje según tu piel

tipos de maquillaje

En nuestro día a día, solo en momentos especiales, por trabajo… Todas, en algún momento, utilizamos una base de maquillaje. ¿Quieres saber qué requisitos ha de cumplir un buen producto? Sigue leyendo.

Tips para el maquillaje

Atrás quedaron esos días en los que si te ponías una base de maquillaje te decían ¡qué maquillada vas! Hoy en día tenemos una oferta de producto que se adaptan a nuestro tipo de piel, necesidades, preferencias en texturas… que nos aportan un look natural.

Pero todos ellos han de cumplir el mismo requisito: estar bien formulados Para formular un maquillaje, se siguen los mismos criterios de eficacia, tolerancia y seguridad que con un producto de cuidado de la piel.

Además se presta una especial atención a que los pigmentos, y demás polvos minerales que le dan el poder cubriente, tengan la capacidad de no irritar al aplicarse en la piel, de formar una película uniforme y de permanecer siempre en la superficie de la piel, sin penetrar en la misma, ya que su misión es estar en la superficie.

Las marcas que trabajan fórmulas para pieles sensibles, evitan algunos pigmentos que pueden tener potencial alergizante.

En las bases de maquillaje para el rostro se usan pigmentos a base de óxidos de hierro, que tienen una amplia variedad de tonos, desde negros, rojos a amarillos que, combinados nos dan una excelente imagen.

Estas pieles son, en ocasiones, reacias a utilizar estos productos ya que piensan que las pueden debilitar o sensibilizar más.

Todo lo contrario. Si el maquillaje está bien formulado, va a ejercer un efecto protector que refuerza la acción hidratante de una crema, así como a nivel de protección de la luz del día, ya que los pigmentos y los componentes minerales que lleva ejercerían un efecto similar al de un filtro físico en un protector solar

maquillaje según tu piel

Maquillaje y piel grasa. ¿Son compatibles?

Las pieles grasas pueden encontrar al día de hoy fórmulas adaptadas a su problemática. Son las denominadas “oil free”.

Significa que se han sustituido los elementos grasos que necesita una fórmula por determinados tipos de siliconas de perfecta tolerancia, que facilitan la aplicación suave del producto, sin engrasar la piel ni favorecer la aparición de granos.

Estas pieles también pueden optar por formulaciones de “maquillaje mineral” que, aunque son menos cubrientes, nos sirven para dejar un efecto matificante extremo. Recuerda usar un buen protector solar para piel grasa en una farmacia dermatológica es fácil de encontrar, así protegerás mucho mejor tu piel.

Por el contrario, las pieles secas tampoco deben preocuparse de que el maquillaje reseque más. Al contrario, existen maquillajes con activos similares a los de una crema hidratante para reforzar la hidratación y evitar la tirantez o la falta de confort a lo largo del día.

Para todas y cada una de estas pieles, la clave estriba en buscar un “buen maquillaje” que esté bien formulado, que se adapte a nuestra piel no solo en cuanto a color, sino también en textura y resultado confortable.

Por ello siempre hay que elegir aquellos productos que nos ofrezcan una garantía de seriedad y que demuestren objetivamente su eficacia y su seguridad.

Te puede interesar: Rutina para el cuidado de la piel.