Cómo saber que necesitas menos comida

como saber que necesitas menos comida

Si normalmente tienes mucha hambre ya es hora de que convenzas a tu cuerpo de que en realidad, necesita menos comida.

Ponerse en forma y perder peso no son tareas fáciles cuando se siente perpetuamente hambriento.

La parte difícil es que ceder y comer en exceso no solo saboteará los objetivos de salud, sino que también te preparará para futuros desequilibrios hormonales e incluso enfermedades relacionadas con el estilo de vida como la resistencia a la insulina (el precursor de la diabetes tipo 2) ,enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer. Entonces, ¿Qué puedes hacer para controlar tu hambre?

Si estás buscando ponerte en forma, pero tu hambre tiende a superar tu determinación, a continuación vamos a explicarte algunas maneras de comer menos calorías y engañar a tu cuerpo para que se sienta satisfecho.

¿Tienes hambre o sed?

El hipotálamo regula tanto las señales de hambre como de sed en tu cerebro. La deshidratación puede mezclar esas señales.

Puede que solo necesites un poco de agua, pero tu cerebro te está diciendo que tomes una barra de chocolate…

Para solucionar esto es mejor que tomes sorbos de agua entre comidas y sobre todo cuando tengas ganas de comer dulce. Lo ideal es acabar bebiendo al día entre 8 y 10 vasos de agua.

Cuidado con las calorías vacías

Cuando salgas a comer, es fácil llegar a esa canasta de pan y mantequilla y llenarte con calorías vacías que ofrecen poco o ningún valor nutricional, todo antes de que tu comida real llegue a la mesa.

Para solucionar esto lo mejor es que pidas una ensalada de entrante o una sopa para que sepas que eso lo puedes comer hasta que llegue la comida principal.

La ensalada te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo con menos calorías. Si la ensalada no te interesa, intenta comer sopa para llenar tu estómago de líquidos bajos en calorías.

aprende a comer menos

Controla la ansiedad

Si tienes ansiedad es probable que comas más alimentos dulces, por lo que es necesario que controles la ansiedad que puedas tener con métodos adecuados como la meditación o salir a caminar.

Cuando comes comida basura es probable que tenga más que ver con el estrés, la ira u otras emociones que disminuyen a medida que las controlas.

Hoy en día existen muchas formas para que puedas bajar de peso, simplemente busca las pastillas que mejor se adapten a tu forma de alimentación lo mejor es que hay farmacia con entrega a domicilio que te harán llegar tus artículos sin la necesidad de salir de tu casa de una forma más fácil y segura.

Para solucionar esto lo ideal es que cambies esos alimentos poco saludables por zanahorias o una manzana. Estos alimentos son menos adictivos que los salados, dulces y procesados, contienen menos calorías y contienen muchos más nutrientes y fibra.

No tengas comida basura en casa

Es posible que tengas alimentos poco saludables en casa si tienes niños o invitados, pero esto hará que los comas cuando no debes.

Si quieres tomar en serio tu nutrición, tendrás que buscar alternativas más saludables para que tus hijos coman y también tus invitados. Si no tienes esas comidas en casa, no las comerás.

Cualquier alimento que contenga ingredientes artificiales, productos químicos, aceites vegetales procesados o grandes cantidades de azúcares debe omitirse de tu carrito de compras. Lo mejor es que comiences tu día con un desayuno que esté  lleno de proteínas

¡El desayuno es la comida más importante del día!

Comer un desayuno con alto contenido de carbohidratos, como cereales azucarados o un panecillo, puede contribuir al aumento de azúcar en la sangre y de insulina en las primeras horas del día…

Y te dará hambre más rápido de lo que te imaginas. Si te da hambre por culpa de esto también estarás irritable y querrás comer más para salir de esa tristeza que te produce la bajada de insulina.

Para solucionar esto lo mejor es que comiences tu día con un desayuno que esté lleno de proteínas, esto te ayudará a controlar los tentempiés con alimentos con alto contenido de grasa o azúcar más tarde en el día.

Comer un desayuno rico en proteínas como los huevos o el yogur griego puede reducir los antojos y los niveles generales de ghrelin (hormona del hambre) a lo largo del día.

Seguir leyendo

¿Cloro de las piscinas produce alergia?

que es alergia a las piscinas

En la mayoría de los casos las irritaciones se producen a causa de la reacción que sufre el cuerpo por culpa de los productos químicos que lleva el agua de la piscina.

Ya es verano y son muchos los que acuden a la piscina para refrescarse y combatir las altas temperaturas. El problema de las mismas es el cloro y causante de múltiples problemas tanto en ojos como en la piel.

Algunos tienen serias dudas, sobre todo los padres de si sus hijos sufren algún tipo de alergia al agua de la piscina. Ante ello es aconsejable el acudir a un dermatólogo y corroborar si los pequeños pueden ser alérgicos a algunos de los productos químicos presentes en el agua de la piscina.

¿Es alergia o una simple reacción natural?

Según los expertos en el tema, es muy rara la persona que puede llegar a sufrir una alergia a causa del cloro presente en la piscina.

Lo normal es que dichas irritaciones en los ojos o en la piel se produzcan como consecuencia de la reacción que tiene el cuerpo al entrar en contacto con dichos productos químicos.

Es lo mismo que les ocurre a muchas personas que deciden lavar el baño o la cocina con productos químicos y no se protegen las manos con guantes.

Es importante no confundir la alergia con algunos síntomas de la gripe pues puede que solo necesites unos antigripales para eliminarla pero si tu molestia persiste visita a tu médico descarga nuestra app para comprar lo que necesites y te lo hagan llegar hasta tu casa.

alergia a las piscinas

Qué personas son más proclives a sufrir irritaciones

En la piscina se suele usar el cloro para evitar la proliferación de hongos o bacterias en el agua. El problema del cloro es que es un producto químico que puede llegar a provocar diversas irritaciones. Ello va a depender de una serie de factores:

  • La cantidad de cloro que haya en el agua.
  • El tiempo que entre el cuerpo con el citado cloro.
  • La sensibilidad de la piel de la persona.

Al estar mucho más tiempo en el agua, los niños son los que suelen sufrir dichas irritaciones tanto en la piel como en los ojos. Los niños tienen una piel mucho más delicada que la de los adultos por lo que es normal que sufran con más asiduidad las irritaciones.

La piel es la zona del cuerpo que más sufre tales reacciones por lo que hay que tener mucho cuidado con los niños cuando se meten en la piscina.

Los dermatólogos aconsejan el aplicar una crema hidratante en la piel antes de meterse en la piscina. De esta forma la piel queda totalmente protegida frente a la acción del cloro.

Síntomas de la reacción al cloro

El principal síntoma de que el cloro ha perjudicado la piel es por la aparición de diversos eccemas. Hay una fuerte irritación que provoca que la piel se enrojezca y provoque fuertes picores.

Dichos eccemas suelen aparecer en zonas del cuerpo como detrás de las rodillas, en la ingle o en las axilas. Los ojos también pueden verse perjudicados, sobre todo si se abren debajo del agua.

Cómo tratar tales reacciones al cloro

Como ya hemos comentado más arriba, lo mejor para proteger la piel del cloro es aplicar un poco de crema hidratante, sobre todo si se pasa mucho tiempo en la piscina.

En el caso de la aparición de los eccemas, lo mejor es tratarlos con cremas que contengan corticoides.

Ello ayudará a bajar la inflamación y a mejorar la irritación en la piel. De todas maneras, si la piel se irrita demasiado lo mejor es acudir al dermatólogo.

Hay también una serie de remedios caseros como es el caso del aloe vera que también va perfecto a la hora de tratar los eccemas.

En definitiva, es muy raro que una persona sufra una alergia al agua de la piscina. En la mayoría de los casos las irritaciones se producen a causa de la reacción que sufre el cuerpo por culpa de los productos químicos que lleva el agua de la piscina.

En muchos casos la piel es demasiado delicada y sensible por lo que hay que evitar el pasar demasiado tiempo metido en el agua.

Seguir leyendo