Curiosidades sobre los mocos

Sabemos que hablar de este estema puede ser un poco asqueroso, pero es importante, a continuación, te hablamos sobre las curiosidades de los mocos, así como podrás curarte con medicamentos con la dosis de cetirizina adecuada:

Producimos casi 1 litro de mocos al día

Producimos casi 1 litro de mocos al día, pudiendo llegar al litro y medio. Aunque suene horrible producir tanto moco, en realidad es muy importante para nuestro cuerpo.

Su función es la de proteger las superficies de algunas partes de nuestro cuerpo, como la garganta, los pulmones o el aparato digestivo, evitando que se sequen y se agrieten.

La mucofagia en realidad es sana

Niño comiendo mocos

Mucofagia es, como ya habrás intuido con una mueca de asco, comerse los mocos. Al parecer, aunque perturbador, sí es sano porque puede ayudar a tu sistema inmunológico.

En realidad, aunque suena absurdo, tiene cierto sentido si tenemos en cuenta que el moco es una respuesta inmunitaria por parte de nuestro cuerpo y que, en un momento u otro, terminará en nuestro estómago de una forma menos grosera.

El 91% de la gente se hurga la nariz

Nos han enseñado cientos de veces que hurgarse la nariz no está bien y, sin embargo, un estudio de 1995 demostró que el 91% de los adultos se mete el dedo en la nariz frecuentemente y para sacarse los mocos.

Los mocos son un 95% agua

Los mocos son un 95% agua, 3% mucosa (una especie de gel proteínico y lubricante formado por inmunoglobulinas, prealbúmina, albúmina…) y un 2% de otras partículas. ¿Imaginabas que gran parte de su composición fuera agua?

Los mocos pueden oler mal

Aunque normalmente no los olemos, el hedor de los mocos puede ser un signo de sinusitis o de infección. Si ocurre durante un periodo de tiempo considerable, se puede achacar a una sinusitis crónica.

Por lo que si notas que tus mocos tienen un olor extraño, es recomendable que acudas al médico, también puede tratarse de una reacción cuando tienes gripe y tos.

Si te gustó este artículo, compártelos con tus amigos, puede que ellos también se sorprendan al saber más de los viscosos mocos. Así, podrás tener un tema de conversación diferente. 😉