Posiciones para reducir el dolor de cadera

Chica dormida con almohada en cadera

Las molestias en la cadera no siempre comienzan por dormir en una determinada posición, o incluso por dormir en el colchón incorrecto o en un colchón que está desgastado.

Pero muy a menudo, tu situación de sueño puede empeorar significativamente el problema de la cadera.

A continuación, te mostramos las posiciones adecuadas para dormir si padeces de dolor de cadera:

Nota: si no puedes dormir una dosis de melatonina 3mg te ayudará a tener un sueño profundo y reparador.

Dormir de lado

Buenas noticias, durmientes laterales. Esta es considerada una de las mejores posiciones para el dolor de cadera crónico, y también puede hacer maravillas con una espalda adolorida.

La clave, por supuesto, es dormir al lado de tu buena cadera. Eso evita que la presión se acumule en el dolor de cadera durante la noche y provoque molestias.

Dormir de espalda

Dormir en la espalda es otra postura para dormir que muchos con dolor en las articulaciones encuentran cómoda.

Acostarse es una excelente opción para minimizar el dolor en las caderas porque distribuye el peso de manera uniforme para que haya menos presión en los costados.

Dormir boca abajo

Chica dormida boca abajo

Lo siento, durmientes estomacales: Acostarse boca abajo tiende a ser la peor manera de dormir cuando se trata de molestias en la cadera.

Pasar largos períodos de ejercicio sobre el estómago ejerce mucha presión en la parte delantera de las caderas, por supuesto. También ejerce presión sobre su espalda, empujando su columna vertebral hacia una curva antinatural y arruinando su alineación natural.

Es mejor mantenerte alejado de esta posición si puede. Pero si realmente te encanta dormir boca abajo, puedes mejorar un poco tu alineación colocando una almohada plana debajo de la parte inferior del abdomen.

Sin embargo, si el truco de la almohada no parece ser suficiente para aliviar su dolor, podría valer la pena experimentar durmiendo de lado o de espaldas y también así le dirás adiós al dolor de cabeza.

¡Es momento de que duermas cómodo o cómoda sin preocuparte por tu dolor de cadera!