Que hacer si tienes las defensas bajas

las defensas del cuerpo humano

Se van acercando los meses del año en los que nuestras defensas disminuyen y el sistema inmunitario está más débil.

Como consecuencia de ello, es fácil de padecer todo tipo de virus respiratorios como la gripe o el catarro. Las defensas son claves en el organismo de toda persona, debido a que repelen las infecciones además de tratar enfermedades tan graves como el cáncer.

Cómo se sabe que las defensas están bajas

Es importante el conocer en todo momento, si las defensas están demasiado bajas. El cansancio o la falta de energía durante el día, puede ser sintomático de que la personas tiene un sistema inmune algo débil.

El padecer infecciones víricas de manera habitual, también hace indicar que la persona tiene las defensas bajas. Es importante el conocer en todo momento, si las defensas están demasiado bajas.

Hay mucha gente que piensa que un análisis de sangre, puede indicar si su sistema inmune está bajo. Ello se debe a que los glóbulos blancos y rojos no forman parte del sistema inmunitario.

La Importancia De La Inmunidad

Mucha gente cree que un fármaco puede solucionar el problema que tiene con sus defensas y fortalecer el sistema inmunológico.

Sin embargo, los expertos aconsejan el llevar unos buenos hábitos de vida para conseguir subir las defensas. Hay que saber en todo momento, el potenciar y darle la importancia que tiene a las propias defensas.

Una persona considerada sana, tiene muchas menos posibilidades de contagiarse que otra que sigue un estilo de vida mucho menos saludable y con todo tipo de excesos.

La fuerza del sistema inmunitario depende en una gran medida del llevar una alimentación lo más sana y equilibrada posible y de hacer ejercicio físico de una manera regular.

También es importante fortalecer nuestro sistema nervioso es por eso que Neurobion es tu mejor opción para el fortalecimiento del mismo, ya que contiene todos los componentes necesarios que te servirán.

Qué Hacer Para Tener Un Sistema Inmune Fuerte

Además de seguir una buena alimentación y hacer deporte de manera habitual, hay otra serie de hábitos que pueden ayudarte a tener las defensas altas:

La falta de descanso provoca que el sistema inmune se debilite más de la cuenta. Es aconsejable el descansar y el dormir al menos unas 7 u 8 horas al día para evitar una bajada importante de las defensas del cuerpo.

Mucha gente lo desconoce pero las emociones forman parte del sistema inmunitario. Es por ello que es importante el tener siempre una actitud positiva ante la vida.

Una persona con un alto nivel de estrés y de ansiedad tiene más posibilidades de contraer algún tipo de afección que otra que es feliz y se ríe de manera habitual. Desecha por tanto los pensamientos negativos de tu vida y piensa en positivo.

defensas del cuerpo humano

Los diferentes tipos de defensas

Cada célula que compone el sistema inmunitario tiene una función crucial a la hora de defender al organismo de posibles virus:

-Las vitaminas son una parte fundamental para nuestro cuerpo, la vitamina C es una de las mas importantes para evitar resfriados y otras enfermedades derivadas de la gripe que puedan suceder.

-Los neutrófilos son las primeras defensas en aparecer, con el fin de eliminar a posibles virus que entran en el organismo.

-Los macrófagos se tragan a los virus y a las bacterias que suponen una amenaza para la salud.

-Los linfocitos de tipo B son los encargados de producir anticuerpos para eliminar a los invasores.

-Los linfocitos de tipo T participan en la producción de anticuerpos y ayudan a los macrófagos a eliminar a los diferentes virus.

Las células dendríticas se encargan de reconocer a los invasores y de eliminarlos.

Es clave por tanto que este tipo de células estén fuertes en todo momento ya que de esta manera, es más complicado y existe menos riesgo de contraer enfermedades.

Unas defensas altas son claves a la hora de evitar afecciones tan habituales como los catarros o la gripe.

Recuerda que en los meses otoñales e invernales las defensas son más propensas a disminuir y se vuelven más vulnerables que durante los meses de calor. Con la llegada del Covid-19 es importante también el tener un sistema inmunológico fuerte.

Seguir leyendo

Consecuencias de la mala postura corporal

Chico con dolor en espalda alta y baja

Todos hemos sido atrapados encorvados sobre nuestra computadora, o simplemente no sentados/parados derechos. La mala postura tiene consecuencias, aquí te lo vamos a contar.

Muchas ocasiones las afecciones del cuerpo se deben a malos hábitos que tenemos como la alimentación, es por eso, que te sugerimos investigar que es la equinacea y sus ventajas para que tengas un mejor rendimiento.

Sabemos que no es bueno para nosotros, sin embargo, la mayoría de nosotros no tomamos ninguna medida para mejorarlo y aquí, te mostramos las consecuencias de mantener la mayoría del tiempo una mala postura corporal:

Hombre con mala postura

¡Dolor y dolor!

Agacharte no es una posición normal para el cuerpo, y hace que nuestros músculos trabajen más.

El dolor y el dolor son efectos comunes de una mala postura corporal que a menudo se pasan por alto, pero pueden conducir a problemas de salud a largo plazo.

El dolor crónico puede ser el resultado de una mala postura, especialmente en la zona lumbar. Lo que podemos recomendarte es que ingieras algo de paracetamol para que así, ayudes a tu cuerpo a sentir alivio muscular.

Mala circulación

A las mujeres se les enseña que cruzar las piernas es la forma “correcta” de sentarse.

Cuando en realidad, aumenta la presión de fluidos y gases que se mueven a través de nuestros cuerpos.

Cruzar las piernas también puede provocar dolor de espalda baja y arañas vasculares si no cambia este hábito.

Estado de ánimo negativo

Como la buena postura combate la depresión, la mala postura lo invita.

Un estudio publicado en la revista Health Psychology informa que las personas que se sentaron con una postura encorvada o caída mostraron más miedo, menor autoestima y peor humor que aquellos que se sentaron erguidos. Se utilizaron más palabras negativas que positivas en los análisis lingüísticos.

Aumento del estrés

El aumento del estrés físico y mental son dos efectos negativos más de una mala postura. El estrés físico en el cuerpo causa dolor y dolor, y también puede traducirse en estrés mental.

En el estudio mencionado anteriormente, se observó la relación entre la postura y las situaciones estresantes.

El estudio sugiere que “sentarse erguido puede ser una estrategia conductual para ayudar a desarrollar la resistencia al estrés”.

La mala postura corporal también puede disminuir los niveles de testosterona y aumentar los niveles de cortisol.

Síndrome del túnel carpiano

Dado que los nervios en el cuello y la parte superior de la espalda controlan la función muscular en brazos, muñecas y manos, la mala postura puede afectar negativamente estas áreas y causar el Síndrome del Túnel Carpiano.

Los músculos pueden tensarse y presentar entumecimiento, hormigueo o dolor.

Menos motivación

Dado que uno de los efectos de una mala postura es una menor confianza, también puede derivarse menos motivación de una mala postura.

Las personas también lo verán menos confiado o tímido si se encorva, lo que puede afectar tanto las situaciones sociales como las laborales.

Menos motivación también va de la mano con la depresión y el miedo, por lo que tiene sentido que se vea afectada por la postura.

Es hora de acabar con la mala postura corporal, visita a tu médico para que te recete el tratamiento adecuado para ti y puedas caminar, dormir, andar bien y sin dolor alguno.

Seguir leyendo