Conoce más sobre la temperatura corporal

Chica con temperatura elevada

Para mantener un proceso metabólico saludable, nuestras enzimas deben funcionar a una temperatura óptima determinada: 37 ° C o 98.6 ° F. La temperatura corporal es el equilibrio entre la pérdida de calor y la producción de calor.

La temperatura puede verse afectada por diversas circunstancias. Cambia a medida que envejecemos, cuando hacemos ejercicio, mientras dormimos y después de consumir ciertos alimentos.

Continúa leyendo para obtener más datos interesantes sobre la temperatura corporal:

La temperatura disminuye con la edad

A medida que envejecemos, la temperatura de nuestro cuerpo cambia.

Según un estudio, las personas mayores no pueden regular la temperatura de su cuerpo en el mismo grado que las personas más jóvenes porque sus respuestas a los cambios en la temperatura están alteradas.

La fiebre es realmente algo bueno

Niña con temperatura corporal elevada

La fiebre suele ser un signo de que estamos enfermos; Sin embargo, puede ser muy beneficioso y además podrás controlar la fiebre con metamizol sodico.

Un aumento de la temperatura es una buena señal de que tu cuerpo está trabajando para combatir infecciones. Aumenta la temperatura del cuerpo y dificulta la supervivencia de las bacterias invasoras.

La temperatura de tu cuerpo podría afectar tu peso

Algunos estudios han demostrado que la obesidad puede estar asociada con la reducción de la temperatura central del cuerpo durante el día.

Por eso es mejor monitorear tu peso y procurar llevar un estilo de vida saludable, así evitarás contraer enfermedades respiratorias como gripe influenza, etc.

Los cambios en la temperatura corporal pueden afectar tu sueño

Mientras duermes, la temperatura central natural de tu cuerpo disminuye, pero hacia el final de tu ciclo de sueño comienza a aumentar.

Mantener baja la temperatura de tu habitación ayudará a tu cuerpo a hacer su trabajo durante tu ciclo de sueño. Esto también se ha demostrado que ayuda a las personas a conciliar el sueño más rápido.

Si dices una mentira, tu nariz se calienta

Al igual que Pinocho, ¡tu nariz puede revelar cuando estás mintiendo!
Pero en lugar de crecer más, se calienta. La investigación encontró un salto en la temperatura alrededor de la nariz durante la mentira.

Según Live Science, estos efectos podrían tener algo que ver con la ínsula, una región del cerebro involucrada en la conciencia, así como en la detección y regulación de la temperatura.

Fumar puede aumentar la temperatura corporal

Tus vasos sanguíneos se contraen cuando fumas. Puede sentir que tus manos y pies se enfrían. Sin embargo, tu temperatura corporal realmente aumenta.

Cuando inhalas humo caliente, estás elevando la temperatura en tus pulmones, lo que finalmente resulta en un aumento de la temperatura central.

Las mujeres son más cálidas durante el sueño.

A lo largo de tu ciclo menstrual, las mujeres experimentan temperaturas más altas durante el sueño. Tu temperatura corporal también aumenta después de la ovulación, lo que disminuye la disminución normal de la temperatura que ocurre con el sueño.

La piel de gallina

Cuando ingresas a un ambiente frío, la fibra muscular conectada a los folículos capilares se tensa, luego la piel que rodea los folículos se pega y crea piel de gallina, incluso esto también pasa cuando tienes gripe y tos. ¿Conocías este dato?

¿Qué dato de la temperatura corporal te impresionó más? ¡Lo sabemos! Estábamos igual de sorprendidos que tú al escribir esto, así que si te gustó, por favor comparte. 😉