Cuidado y tratamiento para el asma

El tratamiento para el asma pueden variar desde inhaladores hasta medicamentos genéricos y comerciales orales, nebulizador, etc.
Obtén una mejor comprensión de cómo funcionan los medicamentos para el asma y conoce remedios naturales para el asma, así como las formas de controlar su respiración en el hogar.

Opciones de tratamiento del asma

El tratamiento para el asma es clave para aliviar los síntomas y prevenir los ataques de esta enfermedad, aquí algunas recomendaciones: 

Medicamentos para el asma

Los medicamentos para el asma pueden funcionar rápidamente para detener la tos. Hay dos tipos principales de tratamiento para el asma, cada uno dirigido a un objetivo específico.

  • Los medicamentos de control son los más importantes porque previenen los ataques de asma. Cuando usa estos medicamentos, las vías respiratorias están menos inflamadas y tienen menos probabilidades de reaccionar a los desencadenantes.
  • Los medicamentos de alivio rápido, también llamados medicamentos de rescate, relajan los músculos alrededor de las vías respiratorias. Si tienes que usar un medicamento de rescate más de dos veces por semana, su asma no está bien controlada.

El medicamento correcto debería permitirte vivir una vida activa y normal. Si tus síntomas de asma no se controlan, pídale a tu médico que te ayude a encontrar un tratamiento que funcione mejor.

Estos tratamientos incluyen medicamentos de patente y medicamentos genéricos de mayor acceso al publico, busca los que se adapten más a tu economía.

Medicamentos de control a largo plazo

Para el tratamiento del asma, se recomienda ingerir medicamentos y  de esta forma evitar o controlar algunos de los ataques que surgen por este padecimiento.

Los más efectivos detienen la inflamación de las vías respiratorias. Tu médico puede sugerirte que combines un corticosteroide inhalado, un medicamento antiinflamatorio con otros medicamentos.

¿Pueden las terapias naturales ayudar a controlar el asma?

Algunas terapias naturales pueden ayudar a llevar un buen tratamiento para el asma. Por ejemplo, una respuesta negativa al estrés emocional puede causar un ataque de asma. 
Algunos remedios naturales de relajación como la respiración abdominal profunda, la relajación muscular progresiva, las imágenes guiadas y la biorretroalimentación pueden ayudar a aliviar el estrés.
Otros hallazgos sugieren que la dieta juega un papel en el alivio de los síntomas en el tratamiento para el asma. Por ejemplo, se cree que los ácidos grasos omega-3 que se encuentran naturalmente en el pescado rico en grasas como el salmón, la caballa y el bacalao permiten que el cuerpo produzca más productos que tienden a reducir la inflamación. 

Identificar los desencadenantes del asma

Ciertos desencadenantes del asma pueden desencadenar una cascada de síntomas de asma. Estos incluyen:

Es vital aprender a identificar los factores desencadenantes del asma y tomar medidas para planificar un buen cuidado y tratamiento para el asma.