Los desayunos franceses más populares

croissant

Aquí y en china el desayuno es la comida más importante del día y hoy te comparto cuáles son los desayunos franceses más populares.

Lo que te puedo anticipar de está lista es que México y Francia comparten su amor por el pan dulce, pues muchos de los desayunos franceses son distintos estilos de pan.

Pain perdu

Considerado una versión temprana del famoso desayuno llamado tostadas francesas, el pain perdu es un plato francés simple que se basa en pan viejo y duro. Incluso su nombre sugiere el uso de pan duro para este plato, que se traduce como pan perdido o pan desperdiciado en francés. 

Para hacer pain perdu, las rebanadas de pan duro sin la corteza se sumergen en una mezcla de huevo y leche antes de freírlas en mantequilla derretida hasta que estén bien coloreadas y crujientes. Se encontró una receta para un plato llamado payn perdu en un antiguo libro de cocina inglés que data de alrededor de 1430. 

Croissant

Nada nos hace sentir más franceses que ordenar un croissant con café aprovechando las promociones alsea de Starbucks y disfrutar de nuestra mañana leyendo el periódico. Aunque todo eso esta basado en estereotipos de la cultura francesa es un hecho que este pan hojaldrado forma parte del desayuno francés. Los croissants son de color dorado y en forma de media luna se preparan mejor con mantequilla pura y una masa de levadura ligeramente dulce.

Si se hace correctamente, el interior amarillo-blanco debe ser ligeramente elástico cuando se tira del centro, listo para cubrirse con una capa de mantequilla o mermelada.

Los expertos coinciden en que el croissant estuvo fuertemente influenciado por los kipfels austriacos. Este pastel se originó en 1683 como una celebración de la victoria de Austria sobre el Imperio Otomano, su forma supuestamente imita la luna creciente que se encuentra en la bandera turca.

Chouquette

Sorprendentemente tiernos y extremadamente ligeros, los chouquettes son aireados hojaldres de pasta choux salpicados con el llamado sucre perlé, azúcar perlado, cristales de azúcar gruesos que mantienen su forma y crujen cuando se hornean.

Los chouquettes son básicamente cáscaras de profiteroles y entran en la categoría de pastelería o más precisamente, pâtisseries viennoises. Estos panes horneados al estilo vienés se encuentran en las panaderías de todo el país y se consumen tradicionalmente para el desayuno o como merienda conocida como le goûter.

Oeufs cocotte

Oeufs cocotte o huevos en tarros son una forma fácil y delicada de servir los huevos en el desayuno. Cocotte se refiere tanto al método de hornear huevos individuales como a los pequeños recipientes redondos para hornear con asas a los lados.

Los huevos se colocan en ollas, ramequines o cocottes engrasados, con saborizantes por encima o por debajo de ellos, y la combinación de esos ingredientes se cuece en el horno al baño maría hasta que, idealmente, las claras estén cuajadas y las yemas aún tiernas.  Los ingredientes pueden incluir tocino, hierbas frescas, queso, pesto o crema. Oeufs cocotte también es un plato ideal para servir a los invitados.

Pain aux raisins

Pain aux raisins o escargot es un pastel francés en forma de espiral hecho con una combinación de masa de mantequilla con levadura o masa de pan endulzada, pasas y crema pastelera. Una vez lleno, este dulce se hornea hasta que sus bordes se vuelven ligeramente dorados. 

El pain aux raisins se sirve tradicionalmente por la mañana para el desayuno, aunque a veces también se disfruta durante todo el día con café con leche o café negro.

Estos son algunos de los desayunos franceses que puedes encontrar en ese país. Cuéntanos en los comentarios cuál te gustaría probar o si prefieres la comida mexicana.

También te puede interesar