9 razones para caminar solo

razones para caminar solo

¿Quieres salir a caminar pero no sabes si hacerlo solo o acompañado? Este artículo te sacará de dudas con estas 9 razones para hacerlo solo.

A no todo el mundo le gusta correr por la sensación de agotamiento que suele generar en el cuerpo. En realidad, muchas personas prefieren andar o caminar por el parque no te olvides de tu protector solar a la hora de salir.

Esta es una buena opción puesto que caminar es mejor que no hacer nada y también te puede aportar grandes beneficios a tu salud. Pero, ¿deberías caminar en soledad? Hay beneficios que te indican que salir a caminar solo es una buena idea.

Te aporta paz

Poder andar a tu propio ritmo sin tener que seguir el paso de otra persona te aportará paz y tranquilidad interior. No tienes que igualar el ritmo de otra persona y te sentirás mejor con tu propio paso. Regulando el ritmo dependiendo de tus propias necesidades.

Tu propio tiempo

No es fácil encontrar a una persona que siga tus horarios diarios y que pueda coincidir todos los días para salir a caminar cuando tú quieras hacerlo. Quizá prefieras las mañanas después del trabajo o después de comer… Si te cuesta quedar con otras personas para salir a caminar, es mejor hacerlo solo.

Ahora o nunca

Piensa cuándo quieres comenzar y simplemente, ¡hazlo! Si quedas con un compañero para caminar quizá llegue tarde o que ni se presente. Arruina tu horario y ya no tienes el tiempo disponible que podrías haber tenido si no te hubieras tenido que quedar esperando.

porque es bueno caminar solo

Tu propia velocidad

Quizá quieras aumentar la velocidad en tu marcha pero tus compañeros de caminata no quieren. Quizá quieras andar un poco y luego montar en bicicleta pero tus compañeros tampoco quieren.

Esto puede ser deprimente para ti… en cambio si caminas solo, tú eliges cuánto tiempo caminas y cuánto tiempo lo dedicas a otro ejercicio.

Controlas tus propios límites

Quizá quieras subir caminando por la montaña y tu compañero de caminata no quiere porque le cuesta demasiado.

O quizá empieza juntos y a mitad de camino tienes que volveros porque tu compañero ya no puedes más.

O quizá sea al revés, quizá tu compañero le encante caminar entre montañas por caminos sinuosos y tú prefieres otros caminos más llanos y fáciles. Sea como sea, si vas solo, podrás escoger el camino que más te guste sin necesidad de hacer caminos que no te gustan.

Tu propia distancia

Tú sabrás cuánta distancia quieres recorrer y si quieres recorrer más o menos camino. Si te apetece un día hacer 10 kilómetros y otro 5, ¿Quién te va a decir que no lo hagas? ¡Nadie! Porque solo tú piensas cuánto tramo quieres caminar.

Opciones de eventos

Quizá quieras apuntarte a una caminata benéfica, pero tu compañero piensa que es demasiado cara o demasiado concurrida.

Hay un gran evento para caminar que se celebra a una hora de distancia, pero tu compañero de caminata tiene tareas que hacer y solo quiere caminar por el vecindario … otra vez. Si caminas solo, ¡estas decisiones solo las tomarás tú y para ti mismo!

Tiempo para tus pensamientos

Quizá no te apetezca charlar un día y solo quieras tener tiempo para tus pensamientos. Caminar solo te permite desconectar de la vida y del estrés y poder disfrutar de los sonidos de tu alrededor y de tus propios pensamientos.

Así no tienes que disimular cuando otra persona te habla y simplemente, no estabas escuchando.

No siempre te gusta la compañía

Algunos caminantes quieren concentrarse en su propia forma, su propia resistencia y sus propias necesidades. No necesitan que otra persona estén a su lado todo el tiempo.

Son personas que disfrutan de su propia compañía y que para hacer ejercicio prefieren hacerlo sin la presión de otra persona al lado.

A partir de ahora te darás cuenta cómo el caminar en soledad es una buena idea para ti y sobre todo, encontrarás estas razones como un aliciente para comenzar a hacer ejercicio suave desde hoy mismo.