Mejores técnicas de relajación mental

¿Has escuchado sobre las técnicas de relajación mental? Toda la humanidad ha experimentado los estragos del estrés, la ansiedad y algunas veces, la depresión.

Por ello, aquí te compartimos los mejores tips y técnicas de relajación mental para que vivas tranquilamente de hoy en adelante:

Respiración como parte de las técnicas de relajación mental

Inhalar y exhalar

Cuando estamos estresados, el cuerpo necesita más oxígeno y la respiración se acelera. Pero eso no basta, la oxigenación del organismo necesita aumentar el volumen de aire que respiramos.

Para conseguirlo, la recomendación es hacer entre 5 y 10 inspiraciones y expiraciones abdominales, de forma lenta y profunda desde el diafragma.

Toma aire por la nariz y expúlsalo por la boca, y céntrate en vaciar completamente los pulmones antes de inspirar de nuevo. No hay que infravalorar las bondades de una buena respiración.

Relajación muscular progresiva

Persona aplicando técnicas de relajación mental

Consiste en aprender a disminuir la tensión muscular realizando ejercicios de tensión, poco intensos y breves y de relajación, más largos.

Debemos centrarnos en las sensaciones que producen ambos pasos para adquirir las habilidades necesarias que nos permitirán identificar la tensión y eliminarla.

Visualización positiva

Chica aplicando técnicas de relajación mental

Es una variación de la meditación tradicional, y precisa poner en marcha la imaginación, quizá activando los recuerdos de escenas como las que nos regalan las vacaciones. Alimentar la imaginación tiene premio y es parte de las técnicas de relajación mental más sencillas. 

La idea es dirigir la concentración en imágenes positivas y agradables, recreando situaciones que nos gustaría vivir o recordando momentos felices del pasado.

Es recomendable recurrir los sentidos para tratar de imaginar el olor, el tacto y los sonidos de la escena.

Reír y sonreír

Chica sonriendo chistoso

Ambas acciones contribuyen a la liberación de dopamina, endorfinas y serotonina. La idea es que estas biomoléculas relajen el cuerpo, reduzcan el ritmo cardíaco y disminuyan la tensión arterial.

En concreto, las endorfinas contribuyen a calmar el dolor y la serotonina actúa como antidepresivo. No está claro que vaya a solucionar el problema, pero vale la pena intentarlo.

Yoga y pilates

Chica haciendo yoga en su casa

Aunque el primero se haya convertido en un deporte, si practicamos estas disciplinas con cabeza ambas pueden ayudarnos a alcanzar un estado de relajación que permita controlar el estrés y la ansiedad.

Esperamos que puedas llevar alguna de estas técnicas de relajación mental y así, logres de verdad vivir sin estrés. ¡Gracias por leer!