¿Qué le hace el estrés a tu cabello?

No es sorpresa ni noticia que el estrés le puede hacer mucho daño a nuestro cabello y necesitaremos más que un shampoo profesional anticaída para solucionarlo.

Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado los factores que desencadena el estrés y afectan a tu cabello?

A continuación, te explicamos todo lo que puede causar el estrés y compartimos también unos consejos para remediarlo.

Pero el más importante de todos es: ¡relájate! Los problemas no son eternos y nos enseñan lecciones importantes. Esfuérzate por salir de una situación difícil, pero no dejes que te consuma.

Ahora sí, aprendamos qué le hace el estrés a nuestro cuerpo y cómo afecta a nuestro cabello.

El shampoo profesional no reemplaza las horas de sueño

Sabemos que la privación del sueño es realmente mala para nuestra salud en general (en realidad tiene los mismos efectos que estar borracho), pero también está afectando tu cabello en gran medida.

La falta de sueño y las noches inquietas pueden causar problemas con el cabello y el cuero cabelludo.

Tu cuerpo necesita suficiente tiempo durante toda la noche para refrescarse y repararse. El sueño debe ser visto como el ingrediente más vital en la etapa de reposición de la renovación de la piel y el cabello.

Realmente no sirve de mucho utilizar los mejores productos capilares anticaída si no dormimos bien, ¡tómalo en cuenta!

Estar sobrecargado de trabajo

Si nos sentimos muy estresados, nos es más difícil concentrarnos y terminamos entrando en un círculo vicioso en el que los deberes aumentan porque no nos concentramos lo suficiente para terminar con cada asignación y nos estresamos porque el tiempo se acaba.

Y, en ocasiones, hay quienes al acercarse a la fecha de entrega, logran convertir todo ese estrés en concentración y se dedican al 100% a su trabajo, reduciendo considerablemente sus tiempos para comer, dormir y asearse; lo que termina perjudicando tanto a la salud de las personas y, por consiguiente, su cabello.

Rascarse en exceso por estrés

Un síntoma común del estrés es tirar y rascarse el cuero cabelludo de forma repetitiva, esto puede deberse a la ansiedad o el aburrimiento, lo que resulta en un daño permanente al folículo y, en casos extremos, pérdida prematura del cabello.

Ahora bien, ¿qué soluciones podemos llevar a cabo para reducir el estrés en nuestra vida y ayudar a que nuestro cabello se recupere? Bueno, vale la pena intentar las siguientes.

Relájate y duerme bien

Tu cuerpo necesita dormir al menos 8 horas para reponerse y aclarar tu mente. Tómate tiempo para descansar entre proyecto y proyecto, sal a caminar o haz una actividad que te guste y te relaje.

Establecer horarios para dormir también puede ayudarte a recuperar esas horas de sueño tan necesarias para ayudar a que tu cabello se recupere.

Mejora tu alimentación

Evita alimentos con mucha azúcar y grasa que puedan alterar tu digestión y horas de sueño, especialmente el café.  Si te sientes muy ansioso o estresado, ¡evita el café lo más posible!

Utiliza un shampoo profesional con lavanda

La flor de lavanda ayuda a relajar y evitar la caída de tu cabello, sin mencionar que su delicioso aroma tiene un efecto calmante en nosotros que ayuda a reducir el estrés, por lo que también puedes utilizar un poco de aromaterapia con esencias y aceites de lavanda para mantenerte sereno.