Shampoo profesional con lavanda

shampoo profesional

Durante miles de años, la lavanda (o Lavandula) se ha utilizado como cura para diversas dolencias desde la Antigua Grecia y Roma.

Además del atractivo color y el dulce aroma de esta flor, la lavanda ofrece una multitud de beneficios para el cabello cuando es el ingrediente principal de un shampoo profesional, mascarilla, acondicionador o como aceite que podemos aplicar directamente en nuestra cabellera.

¡Conoce a continuación los beneficios de la lavanda para el cabello!

Combate la caída del cabello

El aceite esencial de lavanda está lleno de propiedades antisépticas y antibacterianas que protegen el cuero cabelludo contra la suciedad y las bacterias.

También ayuda a mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que revitaliza los folículos pilosos.

Un estudio en Escocia encontró que la combinación de lavanda con otros aceites, como el romero y la jojoba aumenta significativamente su potencial para prevenir la pérdida de cabello y fomentar el crecimiento del cabello.

El shampoo profesional con lavanda elimina la caspa

Para deshacernos totalmente de la caspa, necesitamos conocer la causa raíz.

La caspa ocurre cuando nuestro cuero cabelludo está expuesto a múltiples elementos agresivos que alteran su flora fisiológica.

Debido a esto, nuestro cuero cabelludo se irrita y combate la irritación produciendo células adicionales de la piel que eventualmente mueren y se caen como caspa.

El aceite esencial de lavanda es alto en antioxidantes que ayudan a neutralizar los radicales libres, por lo que el pH del cuero cabelludo se mantiene dentro del rango normal, y si lo complementas con un shampoo profesional de lavanda, ¡mucho mejor!

Trata el acné del cuero cabelludo

Sí, incluso nuestro cuero cabelludo puede presentar imperfecciones. Y al igual que el acné facial, puede ser molesto y doloroso, especialmente al cepillarnos el cabello. También es más difícil de tratar porque están ocultos.

El acné del cuero cabelludo ocurre cuando las células muertas de la piel y el aceite obstruyen los folículos pilosos, lo que se convierte en un caldo de cultivo para las bacterias que se convierten en acné. Si no se trata de inmediato, se convierte en un círculo vicioso de infección e irritación que puede provocar la pérdida de cabello.

Debido a sus propiedades antisépticas, la lavanda inhibe las bacterias que causan la infección.

Te recomendamos agregar una pequeña cantidad de aceite esencial de lavanda  a tu shampoo profesional o sérum para proporcionar alivio y beneficios calmantes al área afectada.