Tips esenciales de higiene íntima

No es difícil mantener el equilibrio de pH correcto allí. Todo lo que necesitas hacer es dejar que tus partes privadas respiren y no someterlas a jabones y perfumes fuertes.

Aquí algunas cosas que puedes seguir para garantizar una buena higiene íntima:

Usa lubricante en cada relación sexual

Pareja intimando

La sequedad vaginal puede ser el resultado de medicamentos como antihistamínicos, antidepresivos o anticonceptivos hormonales.

También podría deberse a la perimenopausia. En esta situación, es importante comunicarte con su pareja para no avanzar sin usar ningún lubricante o un método anticonceptivo como condones trojan, entre otros.

¡Esto puede conducir a dolor y abrasiones dolorosas!

Hazte amiga del algodón

Tal vez prefieras el satén o el nylon, y esa tanga de seda seguramente se verá sexy, pero tu piel definitivamente no lo ama.

El mejor tejido para tu vagina es el algodón, por lo que la mayoría de la ropa interior tiene una tira de algodón en el área de la entrepierna. El algodón deja que tu vagina respire.

Di no a las duchas vaginales

Vagina llorando

Una vagina es una máquina autolimpiante que no necesita ducharse para eliminar gérmenes y bacterias.

Tanto los jabones como las duchas desestabilizan el equilibrio del pH y pueden causar vaginosis bacteriana y alterar tu higiene íntima.

Los expertos afirman que la vaginosis bacteriana se siente como picazón y se acompaña de una secreción delgada de color gris y un olor a pescado. Por lo tanto, mantente alejada de las duchas vaginales a toda costa.

Mantente alejada de los productos perfumados

Tu vagina tiene un aroma natural y eso es normal. Ignora los comerciales de higiene femenina que te dicen que floral es como debe oler tu parte íntima.

Estas compañías están propagando una falsa idea de cómo debería ser la vagina y aprovechando a las mujeres que se sienten cohibidas por casi todo su cuerpo, desde el cabello hasta el vientre y las uñas.

Usa toallas limpias

Las toallas y paños húmedos son los recipientes perfectos para que las bacterias se adhieran y crezcan.

Puede causar infecciones no solo cerca de tus partes privadas sino en cualquier superficie de la piel.

Te recomendamos que cambies las toallas y compres unas suaves. Lávalas con tanta frecuencia como la ropa interior, que es después de cada uso.

Límpiate de la manera correcta

Probablemente ya lo sepas, se lo has enseñado a tus hijas. Limpiar de adelante hacia atrás, no al revés es la mejor manera de tener una higiene íntima adecuada.

Además, será un estrés menos en tu vida.

Cambia tampones o toallas sanitarias con frecuencia

Es una regla fundamental que las cosas allí abajo deben permanecer secas para mantenerse saludables. Sin embargo, durante sus períodos, tal vez se te olvide cambiar tus tampones o compresas debido a un horario ocupado.

Si mantienes almohadillas húmedas y empapadas cerca de tu vagina, se convertirán en un caldo de cultivo para las bacterias. Además, no uses bragas para tu descarga normal, ya que aumenta la temperatura alrededor del área.

Esperamos que estos sencillos consejos te ayuden a mantener o llevar una higiene íntima adecuada para que así, te sientas mucho mejor con esta parte de cuerpo.