Remedios para el dolor de piernas

chica en sillón

¿Estás buscando remedios naturales para el dolor de piernas? Prueba estos a continuación y haznos saber si obtuviste buenos resultados.

Si tu malestar es intenso podrás disminuir el dolor con ketorolaco, ya que es un fuerte antiinflamatorio especializado para dolores de intensidad alta en el organismo.

Usa compresas frías

Una compresa fría reduce la inflamación al reducir el flujo sanguíneo después de entrenamientos o lesiones.

Para aliviar el dolor de piernas, envuelve un par de cubitos de hielo en una toalla y colócala en las áreas afectadas. Hazlo durante al menos 10 a 15 minutos y repite varias veces durante el día.

Beber más agua

La deshidratación es la causa común de dolor en las piernas y calambres musculares. Puedes evitar esto bebiendo más agua durante todo el día.

Beber agua de manantial o mineral es aún mejor ya que contiene muchos electrolitos beneficiosos. Omite la cafeína y el alcohol porque contribuyen a los desequilibrios electrolíticos y, por lo tanto, a la deshidratación.

Mueve tus piernas

chica estirando sus piernas

Sentarse quieta en el trabajo y no hacer nada no ayudará al problema. Si deseas aumentar la circulación sanguínea, reducir los calambres y aliviar el dolor de piernas, intenta hacer algunos ejercicios de bajo impacto.

Es uno de los mejores remedios caseros naturales para el dolor en las articulaciones de las piernas. Los estiramientos de pantorrillas e isquiotibiales son los mejores y cuando haces rutinas de entrenamiento de fuerza de bajo impacto, beneficia tus huesos y articulaciones al aumentar la densidad ósea.

Beber vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene propiedades analgésicas que ayudan a calmar la inflamación y el dolor en las piernas.
Bebe una o dos cucharadas con el estómago vacío temprano en la mañana, o elige bañarte mezclando la solución en el agua de tu baño.

Prueba el yoga

El yoga utiliza ejercicios terapéuticos que eliminan bloqueos en el cuerpo y hace que los canales de energía sean más abiertos o receptivos. Además de eso, es fantástico para curar las piernas, ya que los ejercicios son de naturaleza restauradora, desintoxican el cuerpo, aceleran la curación y también previene enfermedades causadas por estrés.

¡Camina, camina, camina!

Caminar es una de las mejores formas, gratuitas y naturales, de aliviar el dolor en las piernas. Reduce la inflamación, aumenta la circulación sanguínea y libera endorfinas en tu cuerpo. Además de levantar el ánimo, te quitará algo de peso al dolor.

¡Anímate! Con un poco de esfuerzo, el dolor de piernas desaparecerá poco a poco y así, además de lucir unas piernas radiantes, te sentirás mucho mejor. 😉