Estilos de cheesecakes en el mundo

El gusto por el cheesecake es evidente. En México, cada vez más restaurantes incluyen este postre en sus menús. Sin embargo, hay una cadena de restaurantes que está especializada en el cheesecake con servicio a domicilio de distintos estilos, sabores y tamaños. Podrás degustar sabores que creías que solo existían en tu imaginación.

El concepto de mezclar queso fresco con huevos y harina para luego hornearlo. Se dice que el cheesecake se originó en el siglo III. Sin embargo, también se pudo haber ofrecido una receta similar a los atletas en los primeros Juegos Olímpicos en 776 a. C.

No está claro cuándo se introdujo por primera vez el queso crema para darle al cheesecake estadounidense moderno su riqueza característica. Sin embargo, una cosa es segura: no se puede hacer una cheesecake al estilo de Nueva York sin él. De todos los estilos de cheesecakes que existen en el mundo, es el más popular.

Ahora daremos un paseo para conocer un poco sobre cómo estos son los estilos de pasteles de queso en algunas partes del mundo.

Estilos de cheesecake más populares del mundo

Cheesecake New York

Tiene una textura pesada y densa, a la vez que es extremadamente suave y rica, se come en frío. Tiene un sabor dulce y ácido, no cítrico. Se cree que el primer cheesecake de este estilo fue hecho en la década de 1950.

La receta incluye queso crema, crema, huevos, vainilla y azúcar sobre una base generalmente consiste en una corteza hecha con galletas Graham o de vainilla.

Cheesecake estilo Nueva York

Käsekuchen (Alemania)

Consiste en una fina capa de una tipo pasta de hojaldre, la cual, se cubre con una combinación cremosa de queso quark, huevos y (ocasionalmente) varias frutas. A menudo se compara con el clásico cheesecake americano. ¿La diferencia? El queso quark algo ácido, dando como resultado un bocadillo ligero y agridulces.

Por lo general, se sirve espolvoreado con azúcar glass. El käsekuchen es un postre alemán clásico que se disfruta comúnmente junto con el café o el té.

Cheesecake estilo Alemán

Cheesecake estilo Japonés

Es como un soufflé en Japón y es conocido como cheesecake nube. Es ligero y esponjoso se prepara incorporando claras de huevo alzadas en la mezcla del cheesecake tradicional, y se hornea a baño maría. A pesar de que el pastel de queso es suave, este es el estilo de pastel más suave.

Es mucho más esponjoso que el cheesecake normal, y la mayoría de la gente prefiere comerlo caliente,  por lo que casi se derrite en la boca. Fue creado por un chef japonés Tomotaro Kuzuno en la década de 1960 y luego de probar el käsekuchen.

Cheesecake estilo Japonés

Ostaka, cheesecake estilo Sueco

Ostkaka es una especialidad sueca muy antigua que literalmente se traduce en cheesecake, aunque no debe confundirse con el cheesecake americano ya que son estilos de preparación repostera muy distintos. Tradicionalmente, se prepara con cuajo que convierte la leche en queso, que luego se combina con harina, huevos, azúcar, crema y almendras, y se hornea hasta que se dore ligeramente. Se puede simplificar el proceso utilizando requesón. 

El ostkaka es menos dulce, mucho más ligero, menos gordo y algo cremoso. Es mejor servirlo tibio a temperatura ambiente, rociado con jarabe de frutos frescos, mermelada o cubierto con crema batida y fresas. 

Cheesecake estilo Sueco con mermelada

Cheesecake Vasco (España)

Conocida como tarta de queso o gazta tarta en su idioma nativo, es una variación simple pero increíblemente cremosa. Es una especialidad local con décadas de antigüedad. La receta es una combinación simple de ingredientes clásicos de tarta de queso como azúcar, crema, huevos y queso crema, pero a diferencia de sus contrapartes más populares, esta versión vasca no tiene corteza.

Se hornea a una temperatura alta que deja el exterior firme, más oscuro y algo quemado, mientras que el centro permanece pegajoso. La tarta de queso vasca es inmensamente popular, y si bien La Viña sigue siendo su lugar de origen, hoy en día se encuentran diferentes variaciones en varias pastelerías de todo el mundo.

Cheesecake estilo Vasco

Como podrás ver, hay muchos estilos diferentes para preparar cheesecakes dependiendo el país. Así como hay preparaciones ligeramente diferentes, hay otras variaciones del mismo, las cuales puedes ver aquí.

Seguir leyendo

Diferentes tipos de cheesecake

cheesecake de chocolate

Tradicional, vasco, neoyorquino, vegano, sin hornear: hay tantos tipos diferentes de cheesecake, cada uno con su propio conjunto único de ingredientes y métodos, pero ¿qué los hace exactamente diferentes? Aquí te enseñamos algunas de sus versiones más importantes.

No hay nada como el tradicional

Un cheesecake tradicional es una lección de sencillez; ahora es más sencillo comprarlos gracias a las apps delivery. Tan solo tienes que descargarlas, ordenar y esperar a que tus platillos o postres favoritos lleguen a tu casa.

Este postre hecho a manera tradicional, cuenta con solo tres ingredientes: queso crema, azúcar y huevos. Esta versión es una de las mejores, una de las más populares y una de las más fáciles para jugar con los sabores y divertirse un poco.

No solo se limita al queso crema, los diferentes países y lugares tienen su propio giro en la tradición, a menudo utilizando ricotta, mascarpone y quark.

Cheesecake tradicional

Cheesecake vasco

Al ir en contra de todas las reglas cardinales de horneado, la “quema” intencional de este cheesecake agrega una dimensión y complejidad a su horneado.

De hecho, ¡este cheesecake quemado no tiene ningún sabor a “quemado”! Es una mezcla hermosa de acidez, sabor y dulzura del queso crema, junto con notas de sabor rico a caramelo o mantequilla dorada de la parte superior ennegrecida.

Esta versión del país vasco también difiere en textura en comparación con un  tradicional o uno del estilo Nueva York, con una sensación en boca mucho más ligera, aireada y similar a un soufflé.

Prueba el estilo Nueva York

Un cheesecake de Nueva York es el primo más grande, más rico y más indulgente del tradicional. Todos sabemos que a los norteamericanos les gustan las cosas más grandes y mejores, y este postre no es una excepción.

Se intensifica con mucho más queso crema y la adición de algunas yemas de huevos adicionales para crear un cheesecake ultra rico, cremoso y más grande que la vida.

Cheesecake New York

Cheesecake sin hornear

¿Tienes poco tiempo? Un cheesecake sin hornear es la respuesta a tus oraciones. Algunos pueden argumentar que este postre frío no es “auténtico”, pero no estamos de acuerdo.

Ponerlo en el refrigerador es mucho más fácil que vigilarlo en el horno. Este postre sin hornear es muy similar al tradicional, pero sin los huevos y el paso adicional de horneado. ¡Es muy fácil de hacer y no tienes que preocuparte por esas molestas grietas!

Por lo general, se fija con gelatina para crear estabilidad, es fácil de hacer e incluso más fácil de comer. Si profundizamos en los orígenes del cheesecake, no cabe duda que esta versión debería tener su relevancia y un lugar especial es la historia.

Glaseados y Rellenos

Si ahora estás sentado aquí con antojos de postre, ¿por qué no pruebas el cheesecake con glaseado de caramelo? Obtendrás un sabor delicioso y no tan dulce.

O tal vez podrías probar suerte con el cheesecake Jelly Slice. ¡Rematado con una gelatina de fresa de sabor fresco!

Cheesecake glaseados y rellenos

Cheesecake vegano

El cheesecake crudo de coco, macadamia y frambuesa es la respuesta si buscas un poste vegano.

La incorporación de nueces, dátiles y leches vegetales o de arroz asegura que aún podamos obtener nuestra dosis “dulce” de una manera increíblemente saludable.

Por lo general, congelado para “cuajar” y lleno de deliciosos sabores frescos, ¡nada nos impide volver por unos segundos!

Seguir leyendo

¿Cuál es el origen del cheesecake?

cheesecake

El cheesecake es un postre hermoso por sí solo y no necesita presentación. Este postre no necesita ser ostentoso para ser delicioso y adictivo.

Por lo general, se hace como un delicioso relleno a base de queso con una corteza de galleta y, a veces, se cubre con chocolate o bayas. Es uno de los postres más queridos. Puedes acompañarlo con un espresso, capuchino o con otro tipo de café.

Si bien muchas personas creen que esta delicia se originó en la ciudad de Nueva York, y es comprensible, ya que es el postre característico de la Gran Manzana, los relatos del cheesecake se remontan a la antigua Grecia.

cheesecake con fresas

El cheesecake en la antigua Grecia

Una de las primeras recetas registradas, fechada en el siglo I y llamada “libum”, está muy lejos del cheesecake que conocemos hoy. Tan solo se necesitaron dos libras de queso “bien triturado” mezclado con harina y un solo huevo.

Una encarnación similar contó con la miel y se sirvió a los primeros atletas olímpicos como fuente de energía antes de los juegos. Cuando Grecia fue conquistada por Roma, la receta del libum estaba entre los botines de guerra.

Estos pasteles antiguos se consideraban manjares y, como tales, a menudo se daban como tributo a los dioses y las novias los servían a los novios en las bodas como muestra de amor.

Sin duda, hay cosas que no han cambiado. Si quieres enamorar a tu pareja, te aconsejamos que en tu próxima cita aproveches las Starbucks promociones y le invites una deliciosa rebanada de cheesecake. Este postre tiene la fama de conquistar los paladares de muchas personas. Acompáñalo con una taza de café.

La evolución de este delicioso postre

A lo largo de los siglos, el cheesecake ha aparecido de muchas formas. Algunas versiones saladas presentaban levadura en lugar de huevos, mientras que algunas variedades dulces literalmente goteaban miel.

El cheesecake que conocemos hoy empezó a tomar forma tras la elaboración del cremoso queso Neufchâtel en Francia. Los colonos trajeron el cheesecake a Norteameroca y, en 1872, el intento de un granjero de leche de Nueva York de recrear este queso francés blando salió mal, lo que resultó en la creación de lo que los estadounidenses conocen como queso crema. El juego del cheesecake cambió para siempre.

En la actualidad, el cheesecake todavía existe en múltiples formas. La tarta de queso alemana está hecha con quark, un producto lácteo similar a la crema agria.

El cheesecake italiano depende de la ricotta por su base cremosa. El Filadelfia es conocido por ser más ligero y cremoso que otras variaciones, mientras que el queso de Chicago agrega crema agria para realzar la textura.

El cheesecake en nuestros días

Algunas versiones utilizan baños de agua, mientras que otras no implican hornear en absoluto, gracias al uso de gelatina para fijar la capa superior. Sin embargo, la versión más conocida del cheesecake en Norteamérica es la icónica tarta de queso de Nueva York.

Arnold Reuben, propietario de Reuben’s Restaurant and Delicatessen y The Turf Restaurant, es a quien se le atribuye la creación del cheesecake de Nueva York en la década de 1920.

En 1950, Junior’s abrió sus puertas en Brooklyn y desde entonces ha sido un rey entre los fabricantes de cheesecake de Nueva York. “Mi abuelo dijo: ‘Si vas a abrir un restaurante en Nueva York, tienes que tener un gran cheesecake”, dice Alan Rosen, propietario de tercera generación de Junior’s.

A lo largo de los años, decenas de restaurantes y panaderías seguirían este pensamiento y promocionarían su tarta de queso como un cheesecake de Nueva York.  Los ingredientes son tradicionalmente queso crema, crema agria o crema espesa, huevos frescos, limón, vainilla, un poco de azúcar y una corteza de galletas Graham.

Algunos lugares donde venden cheesecake en Nueva York, como el de Junior, prohíben el uso de crema agria. Allison Robicelli, copropietaria de Robicelli’s Bakery, enfatiza la preparación sobre los ingredientes. “Debe prepararse en un baño de agua caliente. Eso no es negociable ”, insiste. “Sin el baño de agua, se cocinará demasiado”.

Quizás más interesante que las numerosas variaciones es la infusión del cheesecake en la cultura pop. Ha aparecido en amadas comedias de televisión como Friends y Golden Girls, con frecuentes apariciones en este último durante conversaciones profundas y nocturnas entre los personajes principales.

Seguir leyendo