5 cenas navideñas alternativas

Comida navidad

¿Te apetece darte un festín con algo un poco más exótico esta Navidad? Olvídate del pavo y toma en cuenta estas ideas y cenas navideñas alternativas.

Si aún no sabes qué vas a cenar, te recomendamos preguntar en tu restaurante favorito cuáles son las cenas navideñas a domicilio que hay; no olvides solicitar tu tarjeta de cliente frecuente para obtener grandes beneficios, como descuentos en comidas y bebidas de cortesía. ¡No te lo pierdas!

cenas navideñas

1: Barbacoa en la playa en Australia

En Australia, la Navidad es un asunto muy diferente. En lugar de acurrucarse alrededor de una fogata bebiendo sabroso vino caliente y mordisqueando castañas asadas, se están relajando en la playa y preparando una deliciosa barbacoa.

Algunos australianos son tradicionalistas y se quedan con el asado navideño en lugar de otras cenas, a pesar de que el clima es tan caluroso que la tinta de color de sus coronas de papel les corre por la frente.

2: Tamales de pavo hondureño (el rey de las cenas)

La Navidad es una celebración muy importante en Honduras, no solo porque la población es principalmente católica, sino también porque es una parte tradicional de la vida familiar. Las fiestas principales tienen lugar el 24 de diciembre.

En este país centroamericano, la comida festiva se trata de tamales. Las familias se reúnen para disfrutar de estos mini paquetes rellenos de cualquier cosa, desde pollo, cerdo y queso hasta frutos secos.

Los tamales de pavo se han vuelto populares en los últimos años como una variación de la tradición hondureña, por encima de otras cenas.

Una vez rellenos, los manojos se envuelven en hojas de plátano y se hierven o se cuecen al vapor. ¡Incluso es ideal para el desayuno en la mañana de Navidad!

3: Fiesta filipina de medianoche

Los filipinos son conocidos por aprovechar al máximo su diversión festiva. En lugar de simplemente celebrar el 25 de diciembre, sirven la fiesta principal a la medianoche de la víspera de Navidad.

La mayoría de las familias comienzan su banquete con un lechón (cerdo asado), que a menudo se cocina sobre carbón humeante para darle un sabor ahumado.

El platillo principal consiste en un jamón navideño, servido con queso de bola, que es literalmente una bola de queso cubierta con cera roja, y montones de fideos.

En lugar de un pudín de Navidad humeante o en llamas, los lugareños tienden a optar por una ensalada de frutas frescas para terminar sus comidas.

Otras delicias festivas de los filipinos incluyen rollitos de primavera rellenos de carne molida, pollo asado y estofado de ternera picante.

4: Mariscos y ensaladas en los Países Bajos

Las costumbres tradicionales de la cena de Navidad en los Países Bajos difieren mucho de las de los países vecinos. Los holandeses llaman a su comida principal “gourmetten”.

Una familia o un grupo de amigos se sentará alrededor de una pequeña mesa con una estufa y sartenes en miniatura.

Aquí beben buenos vinos y charlan mientras cocinan diferentes tipos de carnes, pescados y gambas, junto con crujientes verduras, ensaladas, frutas y suntuosas salsas.

Las variantes de este festín incluyen cenas más típicas de Europa occidental, como rosbif, pato y faisán.

5: Mezcla mediterránea de Portugal (una de las cenas más fascinantes)

Un festín de bacalao seco y salado acompañado de col hervida, papas y otras verduras se devora en Portugal el 24 de diciembre, cuando familias y amigos intercambian regalos.

Se sirve junto con una mezcla de huevos, garbanzos, hierbas frescas y generosas cantidades de aceite de oliva, lo que lo convierte en una fantástica comida navideña de estilo mediterráneo.

Las variaciones de estos ingredientes principales se sirven en todo el país. En los últimos años, el pavo asado se ha servido como comida adicional en el almuerzo del 25 de diciembre.