Tipos de trastornos alimenticios

Chica con cinta métrica en sus manos

Una persona con un trastorno alimentario puede tener bajo peso, sobrepeso o peso normal. Pero la mayoría tiene distorsiones en su imagen corporal que pueden hacer que cambien el ejercicio o los hábitos alimenticios en lugar de elegir medicamento natural como dosis de tendiren para cuidar la salud.

A menudo, las personas que viven con un trastorno alimentario también experimentan problemas de depresión, ansiedad o uso de sustancias. Sigue leyendo para conocer más de los diferentes tipos de trastornos alimenticios que existen:

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa abarca comportamientos como hacer dieta, ayunar, hacer ejercicio en exceso, tomar píldoras de dieta, diuréticos, laxantes y vómitos. Las mujeres superan drásticamente la cantidad de hombres afectados por la anorexia.

Las características de la anorexia nerviosa incluyen:
• Expresando constantemente desdén por el cuerpo o cuán insatisfechos están con su aspecto.
• Mantener un peso corporal que sea al menos un 15 por ciento inferior al promedio nacional para la edad y estatura.
• Falta de al menos tres ciclos menstruales consecutivos.
• Miedo intenso a aumentar de peso o parecer gordo.

Bulimia nerviosa

Chica con comida en el baño

La bulimia nerviosa es uno de los trastornos alimenticios que afecta a aquellos que tienen episodios recurrentes y frecuentes de comer cantidades inusualmente grandes de alimentos seguidos de purgas (vómitos), ayuno y / o ejercicio excesivo.

A diferencia de la anorexia, cuando un individuo es bulímico, puede tener un peso levemente bajo, normal o con sobrepeso, lo cual afecta a las articulaciones y al cuerpo en general.

Las características de la bulimia nerviosa incluyen:

• Pensar demasiado en la autoimagen, la forma del cuerpo o el peso.
• Episodios de alimentación no controlada que ocurren al menos dos veces por semana durante un máximo de tres meses o más.

Trastorno por atracón

El trastorno por atracón ocurre cuando un individuo come repetidamente cantidades inusualmente grandes de alimentos en un corto período de tiempo. Este comportamiento ocurre dos veces por semana durante seis meses o más.

Las personas que viven con este trastorno por atracón no purgan ni usan estrategias de pérdida de peso extrema. Después de comer, pueden sentirse disgustados, angustiados, avergonzados o culpables por su comportamiento y / o apariencia física, lo que puede alimentar su depresión.

Las características del trastorno por atracón incluyen:
• Aumento continuo de peso.
• Comer en secreto y sentir vergüenza cuando un amigo o ser querido encuentra la reserva de comida.
• Satisfacción intensa al comer, seguida de remordimiento y cambios de humor.

Estas son solo algunas de las señales de que alguien está viviendo con uno de los trastornos alimenticios que acabamos de mostrarte. Si detectas a un amigo o amiga con alguno de ellos, pide ayuda con tu médico. 😉