Curiosidades de la sopa miso

La mayoría de la gente conoce la sopa miso, pero este no es su único uso, en realidad es un condimento que se usa con frecuencia en la cocina japonesa. Hoy te cuento un poco más de este ingrediente oriental.

¿Qué es?

El miso en sí mismo es un condimento japonés tradicional, elaborado mediante la fermentación de arroz y/o cebada con soja, sal y un hongo llamado Kojikin.

La sopa

El resultado es una pasta espesa que se usa para salsas y pastas para untar, y para encurtir verduras o carnes. La base de todas las sopas de miso es la pasta de miso, que se añade al caldo y a las verduras.

White Shiro Miso

ste tipo de miso es el más dulce, es de color amarillo y por lo general toma alrededor de una semana para hacer. Es soja fermentada con arroz, sal y agua. Sabe dulce con un regusto salado. Originario del norte de Japón, donde hay muchos campos de arroz.

plato de sopa de miso

Red Aka Miso

En el caso de este miso generalmente toma hasta un año para hacer. Es soja fermentada con trigo o cebada, sal y agua. Esto crea un color marrón rojizo más intenso. Sabor salado terroso con un regusto dulce. Si ha comido una sopa de miso en un restaurante, lo más probable es que le hayan servido esta.

Black Hatcho

Este es el miso más raro y premium. Se tarda la friolera de 3 años en hacer donde la soja se fermenta solo con sal y agua. Es una pasta espesa y densa que sabe salada como la salsa de soya, pero en realidad contiene menos sal en comparación con los otros misos.

 La sopa de miso es un refrigerio ligero

Este es un refrigerio saludable que completa una comida, si estas con ganas de disfrutar una sopa d estas acompañada de arroz y pescado puedes descargar wow+ y comerla en casa. Y al igual que los japoneses sumarla a tu dieta diaria así como las personas de oriente que la han comido durante siglos

Porción de sopa

Una porción de sopa de miso debe ser del tamaño de un tazón de arroz pequeño.

La sopa de miso es muy buena para ti.

Ofrece aceites esenciales, minerales, vitaminas y proteínas de la más alta calidad, conteniendo todos los aminoácidos esenciales. También hay evidencia que apunta al alivio de la fatiga, la reducción del colesterol, la mejora de la digestión, el antienvejecimiento y la reducción del riesgo de cáncer.

Para mayor beneficio, el miso se debe comer en pequeñas cantidades de forma regular.

 

También te puede interesar