Hábitos para cuidar de tu vida sexual

Pareja en una cama sonriéndose

El aseo meticuloso de los genitales, manos y boca es indispensable para tener una vida sexual sana. Al hacerlo no solo se eliminan malos olores y secreciones, también se pueden prevenir ciertas infecciones de transmisión sexual.

Siempre es mejor prevenir que lamentar algo grave, así que si quieres llevar una buena salud sexual será mejor que comiences con una buena rutina de higiene íntima lo más pronto posible. Como recomendación, puedes investigar que es Hot Sale Mexico, qué marcas y farmacias estarán participando para aprovechar lo que ofrecerán.

¿Que es Hot Sale y sus beneficios? para responderte esta pregunta, puedes mantenerte al pendiente del 22 de mayo al 1° de junio de todos los portales web de las marcas y empresas registradas para averiguarlo.

Algo que realmente puedes tomar en cuenta es averiguar los programas de cada farmacia para el cuidado de la salud íntima y sexual, quizá te encuentres con increíbles descuentos en tratamientos y estudios que necesites.

A continuación algunas acciones higiénicas que se pueden poner en práctica para llevar una buena salud sexual: 

Revísate

Chica con lupa revisándose

Cuando quieras intimar con tu pareja, es importante que primero compruebes si todo está bien “allí abajo”. Si tu parte íntima tiene ampollas, sarpullido o verrugas, es mejor evitar intimidad y llevar a cabo algunos tips de higiene íntima.

Lávate

Es necesario que laves los genitales al menos una vez al día con agua y jabón, especialmente, antes de tener un encuentro sexual. En el caso de los hombres que no están circuncidados, es importante el aseo de la zona debajo del prepucio, esto con el fin de remover cualquier residuo que pueda acumularse.

En el caso de las mujeres, se recomienda lavar el área en dirección de la vagina hacia el ano para prevenir el traspaso de gérmenes y también para evitar infecciones bacterianas.

Elige jabones neutros o especialmente formulados para el cuidado del área íntima, pues no alteran el PH y evitan la proliferación de bacterias.

No debes olvidar que lavar la zona genital no garantiza el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Usa ropa interior limpia

En caso de que durante el día se realicen actividades que provoquen sudoración excesiva o padezcas de cólicos menstruales, se debe cambiar la ropa interior para prevenir que la humedad provoque irritación, infecciones o mal olor.

Ponle atención a tus manos

Lávate las manos y uñas antes y después de tener sexo para reducir la exposición a gérmenes y bacterias.

Aféitate

Depilación de la zona íntima

Es recomendable que tanto hombres como mujeres afeiten su zona púbica. Esto ayuda a prevenir la acumulación de sudor, lo que puede provocar ebulliciones y otras infecciones no deseadas.

El recorte del vello en los genitales dependerá del gusto de cada cual y no es necesario llegar al punto de afeitar toda la zona, pero al menos “despejar” los genitales del exceso de vello es una buena práctica.

Comunicación en pareja

Hablar con tu pareja sobre las enfermedades de transmisión sexual y otros asuntos relacionados con la higiene genital es indispensable. Lo ideal es que ambos utilicen protección para llevar una vida sexual excelente y procuren cuidar su salud. 

Cepíllate los dientes

Cepíllate los dientes ya que no querrás asustar a tu pareja con mal aliento. Esta es la regla de higiene básica a seguir antes del coito.

¡Verás que siguiendo estos tips tu vida sexual estará mejor que nunca! Apóyanos compartiendo esta información para que más gente pueda vivir mejor y sin tabúes.