Mitos de la pizza

pizza con queso

Existen muchos mitos de la pizza, pero la mayoría solo son eso mitos. No es ninguna sorpresa, ya que la pizza es muy popular.

Casi nadie dice no a un pedazo de pizza, incluso disfrutamos de comer los sobrantes de la noche anterior. Al ser tan popular creemos que sabemos lo que es bueno y lo que es malo sobre este platillo.

 Hoy vamos a desenmascarar algunos de los mitos la pizza y te daremos algunos datos fascinantes para compartir con tus amigos. 

La pizza es de origen italiano

Todo el mundo sabe que la pizza es italiana, pero se dice que esa afirmación no es precisamente cierta. La pizza es esencialmente una masa de pan plano con ingredientes, esa idea se remonta al ejército persa y al siglo VI a.C.  Los soldados del rey Darío I idearon un método bastante ingenioso para hacer que sus comidas no fueran tan aburridas: cocinaban un trozo de pan plano en sus escudos y luego añadían distintos ingredientes.  

La pizza ha evolucionado mucho desde aquellos días en los que se horneaba pan en escudos, ahora solo basta con visitar nuestra pizzería favorita para disfrutar de ella. Ahora no solo es más fácil conseguir este platillo, también sus orígenes en Nápoles. Italia, pero en realidad Nápoles antes era una colonia griega. Incluso hasta principios del siglo XIX, Nápoles no era parte de Italia, era una nación independiente.

pizza hawaiana

La pizza siempre fue universalmente popular

 Al principio de su historia la pizza era todo lo contrario de lo popular. Se dice que a mediados del siglo XVIII, la pizza había adquirido una forma que reconoceríamos hoy. Se vendía en las calles de Nápoles y alimentaba a una clase de personas llamadas lazzaroni.

No eran solo de la clase trabajadora, eran las decenas de miles de residentes de Nápoles que luchaban por poner comida en la mesa, que es donde entró la pizza. Los vendedores cortaban una porción tan grande o tan pequeña como una persona podía pagar. Y por eso es exactamente por qué no eran populares.

La pizza era la comida que comían los pobres cuando no podían permitirse otra cosa, y era el tipo de comida que la gente “respetable” intentaba no reconocer.  

La salsa de tomate siempre estuvo en la pizza. 

Hoy en día la salsa de tomate es imprescindible en cualquier pizza. Pero no siempre fue así,la mayoría de las primeras pizzas estaban cubiertas con cosas como hierbas y champiñones. En el momento en que los lazzaroni de Nápoles lo comían, se apoyaban en gran medida en aderezos baratos y disponibles.

Una pizza con sal, manteca y ajo era tradicionalmente la versión más barata, pero también había pizzas hechas con queso de yegua y pescado. No fue sino hasta la década de 1800, que se incluyeron los tomates. Los tomates todavía eran bastante nuevos en Europa, y muchas personas se negaban a comerlos por temor a que fueran mortales.

Estos son solo algunos de los mitos de la pizza, cuéntanos en los comentarios cuales otros conoces.